22 de febrero de 2019
22.02.2019
Por las «contradicciones» del acusado del crimen

La familia de Nuria Escalante pide nuevas pruebas por las «contradicciones» del acusado del crimen

El principal investigado participa en una reconstrucción de los hechos y la acusación particular detecta datos discordantes en su relato sobre las horas que pasó con la víctima

22.02.2019 | 04:15
Un momento de la reconstrucción judicial de los hechos ayer en Sant Antoni.

José María Costa, abogado de la familia de Nuria Ester Escalante, la alicantina de 52 años desaparecida en Ibiza desde el 31 de octubre de 2018, solicitará al juez instructor del caso «nuevas pruebas» para avanzar en este caso tras las «contradicciones» del principal sospechoso del crimen, S.W., detectadas ayer durante la reconstrucción judicial para conocer las últimas horas que pasó con la víctima en Sant Antoni.

La reconstrucción de los hechos, por los que hay otros cuatro investigados que están en libertad provisional, comenzó sobre las 8.45 horas de ayer en el aparcamiento del hotel s'Arenal, en el número 16 de la avenida de Doctor Fleming. Para esta diligencia se movilizó un amplio dispositivo de guardias civiles (entre los que se encontraban agentes de la Usecic y de la Policía Judicial), el juez del juzgado de Instrucción número 4 de Ibiza, Santiago Pinsach, y la secretaria judicial; el fiscal del caso, una intérprete para el investigado, que iba esposado y custodiado por agentes, y los abogados de ambas partes. El primer lugar al que se dirigieron fue donde estuvieron Nuria Escalante y S.W. la tarde del 30 de octubre del año pasado. Se trata de una zona exterior del hotel a la que se accede por un vial desde la avenida Doctor Fleming.

Posteriormente, el encausado y el resto de la comitiva recorrieron un tramo del paseo de s'Arenal, donde en la madrugada del 31 las cámaras grabaron a un hombre con un carro de la compra y en el que la Guardia Civil sostiene que estaba el cuerpo de la desaparecida. Costa criticó que durante esta prueba judicial el investigado por homicidio no aclaró de dónde sacó el carro ni por qué hizo cinco viajes desde este punto hasta la casa abandonada en la que vivía como okupa, situada cerca del Lidl, en la entrada de Sant Antoni.

A las 9.05 horas regresaron a la avenida Doctor Fleming y de pie en la acera el encarcelado firmó el acta de la reconstrucción de los hechos practicada para continuar con la instrucción del caso.

La Guardia Civil le esposó y dos agentes lo custodiaron hacia el furgón policial. Después, los agentes del Instituto Armado explicaron a la comitiva judicial su versión de lo ocurrido y regresaron a la parte trasera del establecimiento, donde hay contenedores, y recorrieron de nuevo el mismo tramo de s'Arenal, comprendido desde este punto del hotel al primer negocio de la playa.

A las 9.15 horas, 30 minutos después del inicio de la reconstrucción de las últimas horas del principal sospechoso del caso con Escalante, la comitiva judicial abandonó el lugar y también se marchó el furgón policial para trasladar a S.W. al centro penitenciario de Ibiza, donde ingresó el pasado 26 de noviembre.

Tras esta diligencia judicial, registrada en vídeo por la Guardia Civil, la instrucción del caso está pendiente de los análisis de los fotogramas extraídos de cámaras de Sant Antoni y de si se han podido recuperar los mensajes de WhatsApp que supuestamente borró S.W. de su móvil.

El abogado de la familia de Nuria Ester Escalante elogió la actuación de la Guardia Civil de Ibiza, pero lamenta que no cuente con todos los medios humanos y materiales necesarios para avanzar en esta investigación. «Para la búsqueda del pequeño Julen [el niño que falleció tras caer a un pozo de Totalán, en Málaga] se desplegaron efectivos de toda España y tenían un escáner que podría utilizarse aquí para buscar en el vertedero de Ca na Putxa, cuyo tamaño es igual al de un campo de fútbol», criticó el abogado de la familia a este diario en una conversación telefónica. Por ello, está previsto que la semana que viene de una rueda de prensa con familiares de Escalante para exigir más medios.

Por otro lado, Marta Matarredona, la abogada de otros cuatro acusados por la desaparición de Nuria Ester que se encuentran en libertad, dijo que ha pedido los vídeos del paseo de s'Arenal recopilados por la Guardia Civil para acusar al S.W., ya que en el sumario solo constan los fotogramas.

Además, Matarredona insistió en que no existen pruebas que incriminen a los cinco investigados y reiteró que solicitará el archivo de esta causa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook