06 de febrero de 2019
06.02.2019

El arranque del juicio por el caso Brugal se aplaza por enfermedad de uno de los abogados

El relevo en la defensa del empresario Ángel Fenoll obligará a aplazar dos meses inicio de la vista

06.02.2019 | 12:59
La sala habilitada para el juicio

La enfermedad del abogado de uno de los principales acusados del caso Brugal obligará al aplazamiento de la vista oral por esta macrocausa de corrupción. El juicio oral debía arrancar el próximo 19 de febrero en la Sección Séptima de la Audiencia con sede en Elche. A cerca de dos semanas, el abogado de Ángel Fenoll ha presentado un escrito a la sala renunciando a la defensa a causa.de una grave enfermedad. El empresario Ángel Fenoll es uno de los principales acusados en este proceso por supuestos sobornos en la contrata de la basura de Orihuela. Tras la renuncia todas las partes ha sido llamadas el próximo día 19 para tratar de recomponer la agenda. Fuentes cercanas al caso apuntaron a que la previsión inicial es la aplazar durante dos meses el arranque de la vista.

El juicio tiene una duración prevista de 94 sesiones y se iba a celebrar de febrero a diciembre. Ahora acusaciones y defensas estudiarán con el tribunal cómo recomponer la agenda y que el cambio de letrado afecte lo menos posible al inicio del juicio. Esta fue la pieza que dio origen a todo el caso Brugal. Las escuchas telefónicas de la Policía dieron inicio a una veintena de piezas separadas que se repartieron e distintos juzgados de la provincia.

La Fiscalía Anticorrupción solicita 12 años de cárcel para José Manuel Medina (por prevaricación, fraude y cohecho) y ocho años para Mónica Lorente (por fraude) -en total 20 años de prisión para ambos-, quienes fueron los alcaldes de Orihuela que estaban al frente de las corporaciones que gestionaron el polémico contrato de las basuras, entre 2006 y 2009.

El escrito del fiscal Romero relata un plan dirigido por el empresario Ángel Fenoll (para quien pide 37 años de prisión por prevaricación, fraude, cohecho, tráfico de influencias, extorsión, coacciones, asociación ilícita, uso de información privilegiada y delito electoral), a fin de cambiar a uno por otro regidor, que eran del mismo signo político (Partido Popular), garantizando al segundo ganar las municipales de 2007 para que el contrato que el primero había adjudicado provisionalmente a Urbaser nunca se convirtiera en definitivo y, entonces, realizar un nuevo concurso que ganaría una Unión Temporal de Empresas (UTE) Sufi-Gobancast-Liasur que él controlaba en un 60% a través de testaferros, según su escrito de calificación. Esta mercantil gestionó el servicio hasta 2012 cuando un equipo de gobierno de Monserrate Guillén (Los Verdes) lo rescató.

Los inicios del caso Brugal

El caso Brugal nació porque Ángel Fenoll no ganó ese primer concurso siendo alcalde Medina. Al día siguiente de conocerse que el servicio era para Urbaser facilitó a los medios de comunicación unas grabaciones que destapaban un supuesto amaño en el que estaría implicado el concejal Jesús Ferrández (el fiscal pide para él 16 años de cárcel por cohecho, extorsión, fraude y tráfico de influencias.

La Consellería de Justicia ha terminado recientemente las obras para habilitar una sala de vistas en la Ciudad de la Justicia de Elche para celebrar el juicio y con capacidad para los 34 acusados y las partes que intervengan en el proceso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook