30 de enero de 2019
30.01.2019
Orihuela

Arrestados dos hombres por secuestrar a una discapacitada y violarla en un piso de Orihuela

La joven denunció que la dejaron inconsciente tras suministrarle una sustancia y que uno de los agresores le quitó el teléfono móvil para que no avisara a sus familiares

29.01.2019 | 22:03
La Guardia Civil con uno de los sospechosos en el momento de su detención.

La víctima pidió ayuda en la calle cuando se despertó a la mañana siguiente.

La Guardia Civil ha detenido en Orihuela y Murcia a dos hombres por el secuestro y la violación de una menor discapacitada. La víctima, que padece una discapacidad intelectual, había desaparecido cuando salió a tirar la basura el pasado 19 de enero y denunció haber sufrido una agresión sexual, que la subieron en un coche y la llevaron hasta la localidad de Orihuela, donde la habrían drogado y violado.

La investigación, que se ha bautizado como Operación Hakea, se ha llevado a cabo por la Guardia Civil de Murcia en colaboración con la Policía Local de Orihuela y se saldó con la identificación, localización y detención de los dos presuntos implicados, a quienes se les imputan los delitos de detención ilegal y agresión sexual.

La investigación comenzó el pasado 19 de enero tras la desaparición de la víctima en la localidad de Santomera. Tras ser localizada, la mujer denunció haber sido secuestrada y violada por dos hombres. La víctima, que padece una discapacidad intelectual, indicó a los guardias civiles que la noche del 17 de enero había salido de casa para tirar la basura. En las inmediaciones de su domicilio, se encontraba un conocido que la invitó a dar una vuelta e ir a tomar algo por la localidad y que volverían pronto.

Tras insistir el hombre, ella aceptó el ofrecimiento y se subió al coche. La mujer denunció que una vez en el vehículo él le arrebató el teléfono móvil y no le dejó avisar a sus familiares de su ausencia. El hombre, en contra de la voluntad de la joven, condujo hasta Orihuela y la llevó hasta una vivienda donde, minutos después, acudió el otro implicado.

En la casa, con el objetivo de tranquilizarla, le ofrecieron un cigarrillo, al que posiblemente le añadieron alguna sustancia en el envoltorio. Al consumirlo, la mujer empezó a sentirse indispuesta, rogándole a los ahora detenidos que la llevaran de nuevo a su casa, petición a la que éstos se negaron. Poco después, según declaró, la víctima perdió el conocimiento y tenía recuerdos muy vagos hasta la mañana del 20 de enero.

Al recuperar la consciencia y la capacidad de dirigir su voluntad, aprovechando que sus dos captores ya no estaban en la casa, la víctima se marchó del lugar y pidió ayuda a un conductor al que paró en la calle y quien la llevó hasta las inmediaciones de su domicilio. El personal facultativo de un hospital de Murcia que la examinó diagnosticó que ésta habría sufrido una presunta agresión sexual.

Inicialmente la operación comenzó por la desaparición de la joven el día 19, pero una vez que fue localizada se orientó hacia la supuesta detención ilegal y la agresión sexual. Las pesquisas llevaron a los agentes hacia dos vecinos de Murcia y Orihuela como presuntos autores de los hechos. La Guardia Civil montó un amplio dispositivo de búsqueda, en colaboración con la Policía Local de Orihuela, que culminó con la localización y arresto de los sospechosos. Cada uno ha sido puesto a disposición de los juzgados de guardia de Murcia y Orihuela, aunque no ha trascendido si se adoptó alguna medida cautelar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook