14 de enero de 2019
14.01.2019

Seis acusados de un tiroteo en Alicante no ingresarán en prisión al declararse culpables

La Fiscalía y las defensas llegan a un acuerdo por el que se rebaja la pena de 52 a 10 años de cárcel

14.01.2019 | 13:12
Seis acusados de un tiroteo en Alicante no ingresarán en prisión al declararse culpables

Seis miembros de un clan familiar acusados de tirotear la vivienda de otro grupo en Alicante en 2013 se han declarado culpables esta mañana en el juicio celebrado en la Audiencia y no ingresarán en prisión al haber llegado la Fiscalía y los abogados defensores a un acuerdo por el que la petición global de la Fiscalía se ha rebajado de 52 años y siete meses de cárcel a diez años de prisión. La Policía localizó 29 impactos de bala en el inmueble tiroteado y recogió diez vainas percutidas.

Los seis acusados, defendidos por los abogados Alberto Rodríguez Rozalén, Alejandro Dapena, José Manuel Alamán y José Carlos Martínez, han aceptado sendas penas de un año y tres meses de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa. Además, cinco de ellos también serán condenados a otros seis meses por un delito de tenencia ilícita de armas.

La disputa que desencadenó el tiroteo tuvo un origen sentimental, según el abogado Alejandro Dapena, defensor de uno de los procesados. Los hechos ocurrieron sobre las 17.30 horas del 14 de febrero de 2013, el día de los enamorados, en el barrio Miguel Hernández, antiguo José Antonio.

Según la acusación de la Fiscalía que ha sido admitida por los procesados, los acusados son del clan de los "Chelines" y en la época del tiroteo estaba enfrentados con el clan familiar de los "Amadores". Los patriarcas de ambos clanes se reunieron en un bar del barrio para intentar solucionar los problemas pero el encuentro concluyó sin un acuerdo. Por ello, a causa del enfrentamiento entre los dos clanes y problemas y discusiones que se produjeron los días antes e incluso la mañana del día 14 los procesados acudieron con armas cortas a la calle Domínguez Margarit y tirotearon las ventanas de la vivienda donde se encontraban varios miembros del clan de los "Amadores", los cuales han declarado en esta causa como testigos protegidos.

Herido

Uno de los testigos protegidos resultó herido por los cristales rotos de una de las ventanas a causa de los disparos, aunque no ha reclamado nada por las lesiones.

Según la acusación de la Fiscalía, no consta acreditado que los acusados tuvieran constancia de la presencia de este testigo protegido en el interior de la vivienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook