12 de enero de 2019
12.01.2019

Otro joven de la Manada grabó un segundo vídeo de la violación múltiple en Callosa

La Guardia Civil descubre que en la primera grabación sale uno de los encarcelados filmando la agresión con su móvil

11.01.2019 | 20:21
Otro joven de la Manada grabó un segundo vídeo de la violación múltiple en Callosa

El abogado de dos de los investigados renuncia a uno de ellos «por conflicto de intereses» y llevará la defensa del joven que quiere volver a declarar.

El examen del vídeo intervenido a uno de los cuatro detenidos de la Manada de Callosa d'en Sarrià acusados de la violación múltiple de una joven de 19 años en Nochevieja ha permitido a la Guardia Civil descubrir que en la grabación se aprecia que otro de los implicados sale filmando la humillante escena con su teléfono móvil.

El primer vídeo ya pudo ser visionado por la Guardia Civil después de que el mayor de los detenidos, de 24 años, confesara antes de pasar a disposición judicial que tenía un vídeo de las relaciones sexuales con la víctima. Este arrestado facilitó los códigos de desbloqueo de su terminal y autorizó el visionado del mismo.

La Guardia Civil envió al juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de La Vila Joiosa un informe explicativo sobre el contenido de la grabación donde señala, en mayúsculas, que «sin género de dudas» la víctima se opuso a mantener relaciones sexuales. «Niega varias veces, se queja, se lamenta, le tapan la boca, está continuamente rodeada y cogida por todos los detenidos, de tal forma que incluso se realizan tocamientos entre ellos y la víctima le muerde los dedos a uno», recoge el informe de los investigadores del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de La Vila Joiosa.

{C}

{C}

En su análisis del vídeo, los investigadores apuntan que el contenido coincide con el estado en que fue encontrada la víctima y las contradicciones de los detenidos cuando la Policía Local y un sargento de la Guardia Civil de Callosa le preguntaron por lo ocurrido.

Los agentes también detectaron en el análisis del vídeo incautado que el joven de 19 años ahora encarcelado sale grabando las relaciones sexuales, de ahí que la Guardia Civil considere que estos dos apresados cometieran, además de la agresión sexual, un delito contra la intimidad de la víctima, porque dicen que no hay dudas de que ella no sabía que estaba siendo grabada y por tanto no habría dado su consentimiento para ello.

{C}

{C}

Análisis de tres teléfonos

Este segundo vídeo estaría en uno de los tres teléfonos móviles intervenidos a los arrestados y cuyo volcado ha autorizado la juez del caso para que la Guardia Civil examine el contenido y vea si está el mencionado archivo y otras grabaciones de interés sobre este caso u otras agresiones que hayan podido cometer.

El análisis de la Guardia Civil recoge otro dato destacado que contrasta con lo alegado por los detenidos, que habían bebido e ingerido droga y no recordaban bien lo ocurrido. Los investigadores resaltan del vídeo que los detenidos «cuando hablan no parecen afectados por el alcohol, hablan de forma coherente aunque a veces por el sonido o el acento no se entiende lo que dicen». Añade la Guardia Civil que «bromean entre ellos» y «se coordinan perfectamente para mantener relaciones sexuales con la víctima, moviéndola a su antojo, ya que en todo momento está rodeada y sujetada por ellos».

Por contra, los agentes afirman que el estado de la víctima es diferente y se aprecia que tiene «sus facultades completamente mermadas producto de la ingesta de alcohol o de otras sustancias». Señala el informe sobre las escenas del vídeo que la joven se quejaba de dolor y que «la sensación de dominio sobre la víctima es apabullante, todos encima de ella».

El abogado de Benidorm Joaquín Ródenas, que hasta ahora llevaba la defensa de los dos investigados de 19 y 24 años, ha renunciado a llevar la defensa del mayor de ellos por un «conflicto de intereses», según confirmó ayer a este diario. Estos jóvenes son los que están identificados por la Guardia Civil como los presuntos autores de sendas grabaciones de la violación grupal.

Este letrado continuará con la defensa del joven 19 años, que está recluido en la prisión de Villena al existir allí un módulo específico para reclusos menores de 21 años. Según Europa Press, la renuncia ha sido presentada con el fin de «no entorpecer, ni perjudicar» a ambos durante el proceso. Ninguno de estos dos jóvenes reconoció en su comparencia en sede judicial la agresión sexual al asegurar que no recordaban nada.

No obstante, el joven de 19 años ha solicitado volver a declarar ante la juez que instruye el caso. Se desconoce el motivo de dicha petición, pero podría estar relacionado con un cambio de postura por parte del joven.

Mientras asume su defensa otro abogado, Ródenas se encargará del recurso que presentó contra el ingreso en prisión de estos dos miembros de la Manada, por el que se solicitó la libertad provisional de ambos hasta la celebración del juicio.

{C}

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook