09 de enero de 2019
09.01.2019

Cuatro denuncias de mujeres contra un joven de la Manada de Callosa

09.01.2019 | 10:30

Los investigadores del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de La Vila Joiosa han logrado en tiempo récord formalizar cuatro denuncias de mujeres que aseguran haber sido víctimas de agresiones sexuales por parte de miembros de la Manada de Callosa d'en Sarrià detenida por la violación múltiple de una joven de 19 años en Nochevieja. En los cuatro casos participa presuntamente el considerado cabecilla de la Manada, un joven de 22 años. Los otros tres encarcelados sólo están implicados en la violación de Nochevieja y la Guardia Civil busca a un segundo varón denunciado por agresión sexual junto con el joven de 22 años.

Según ha informado la Guardia Civil, tras el primer caso de la violación de la joven en Nochevieja en Callosa, la Guardia Civil formalizó al día siguiente de los arrestos una segunda denuncia de una menor de 17 años que asegura haber sufrido un intento de agresión sexual y un delito de abusos sexuales por parte del joven de 22 años que está en prisión por la agresión de la Manada.

Este caso, como ha publicado este diario, se produjo en octubre del pasado año sobre las dos de la madrugada cuando el joven llevó engañada a la víctima en su vehículo a Callosa d'en Sarrià e intentó con amenazas que mantuviera relaciones sexuales con él e intentó introducirla en su casa. La joven logró zafarse y huir del agresor. Durante el forcejeo se habría producido un delito contra la libertad sexual, ha informado hoy la Guardia Civil. La chica recibió ayuda de otras personas más tarde, aunque en un principio no presentó denuncia y ha sido ahora cuando se ha atrevido a exponer su caso ante la Guardia Civil.

Agresión y lesiones

La tercera víctima es una joven de 22 años que tras conocer la detención del presunto agresor de 22 años ha denunciado que en enero del pasado año estaba en su domicilio con su expareja cuando se presentó el ahora encarcelado con otro amigo que aún no está identificado. Según la denunciante, tanto su expareja como ella perdieron el conocimiento hasta el día siguiente y se despertó desnuda de cintura para abajo y con lesiones internas.

Los investigadores de la Guardia Civil están tratando de identificar al otro joven que habría participado en esta agresión sexual.

La cuarta denuncia ha sido presentada por una joven de 18 años expareja del joven de 22 años. En esta ocasión, la chica ha denunciado que en junio de 2018 hicieron un viaje con unos amigos y su expareja le obligó "por la fuerza a mantener relaciones sexuales con él, tras una violenta discusión que podría haber tenido lugar delante de estas personas", afirma la Guardia Civil. Este hecho se está investigando, ya que hay otras personas que podrían corroborar lo ocurrido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook