02 de enero de 2019
02.01.2019
Incidentes ferroviarios

Extremadura: si Renfe no da garantías, que suspenda el servicio temporalmente

El Gobierno extremeño eleva su tono crítico ante las cuatro incidencias registradas en lo que va de año

02.01.2019 | 13:11
Tren varado en Extremadura.

La Junta de Extremadura considera que si Renfe "no es capaz de garantizar" el servicio ferroviario en Extremadura ni la seguridad de los viajeros, debería suspenderlo temporalmente y ofrecer alternativas de movilidad viables.

El Gobierno extremeño ha elevado este martes su tono crítico ante las cuatro incidencias registradas en lo que va del nuevo año en el servicio ferroviario, con 290 viajeros afectados, sobre todo la ocurrida esta pasada noche a dos kilómetros de Navalmoral de la Mata, donde el tren se quedó parado sin luz ni calefacción.

Una avería en el tren de Extremadura a Madrid deja tirados a más de un centenar de pasajeros

La consejera de Territorio, Begoña García, ha hablado de "trato vejatorio" por parte de Renfe, y el director general de Transportes de la Junta de Extremadura, José González, en rueda de prensa, ha llegado a decir que "si son unos ineptos, que lo dejen", en referencia a la gestión de las incidencias por parte de Renfe.

Tanto la consejera, en una nota de prensa, como el director general, en una rueda de prensa, han expuesto que si Renfe no tiene capacidad ni facultad para ofrecer un servicio ferroviario en condiciones óptimas, así como gestionar averías, que ofrezcan una alternativa a través de otros medios de transporte.

"Lamentable es poco, es horrible", ha dicho González, quien ha manifestado que incidencias como la ocurrida en Navalmoral de la Mata "ponen en peligro la seguridad de los viajeros".

Con respecto a esta incidencia, el director general de Transportes de Extremadura ha explicado que dicho tren, un Media Distancia que partió de Badajoz con dirección a Madrid, sufrió una avería en Mérida, por lo que los viajeros fueron transbordados a un tren modelo 598 cuando existía la posibilidad de utilizar una máquina más moderna, modelo 599.

En vez de elegir esta última, Renfe optó por el más antiguo para realizar el trayecto hasta Madrid, y utilizar el 599 para un servicio ferroviario más corto.

Dicho tren -el primero- registró una avería al llegar a Navalmoral de la Mata, pero "alguien dio la orden de continuar" y el tren se quedó "tirado" dos kilómetros después "sin calefacción ni luz". "¿Quién fue la mente brillante que dio dicha orden?" ha preguntado González.

A esta incidencia se suma la registrada también ayer en el Talgo Madrid-Badajoz, ya que a la altura de Mérida registró una avería mecánica en la locomotora, cuya reparación supuso una demora de 40 minutos en el servicio.

Como consecuencia de este retraso, este Talgo llegó tarde a Madrid, lo que provocó, a su vez, que este mismo tren, con salida programada hacia Extremadura a las 15,48 horas, partiera con veinte minutos de demora.

La última se ha producido esta misma mañana en el tren Cáceres-Sevilla de las 6:46 horas, ya que sus nueve viajeros han tenido que viajar en autobús hasta Mérida y el tren circulaba con diez minutos de demora, según han informado a Efe fuentes de Renfe.

Por su parte, la consejera ha calificado de "muy deficiente" la toma de decisiones que ha realizado Renfe antes estas incidencias que afectaron al sistema ferroviario extremeño y ha mostrado su solidaridad con los viajeros afectados.

Asimismo, la Administración regional ha exigido al Gobierno central "medidas concretas y efectivas" para que no vuelvan a ocurrir incidentes.

Por ello, la Consejería de Territorio ya ha remitido una carta al presidente de Renfe en la que pide explicaciones. "Los extremeños y extremeñas no pueden seguir en el furgón de cola de los ferrocarriles", ha agregado Begoña García.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook