28 de diciembre de 2018
28.12.2018

Cae una banda de menores por robos en casas de Redován

Los asaltantes trepaban hasta las ventanas del domicilio y violentaron la verja de la piscina municipal

27.12.2018 | 23:09
La Guardia Civil examina una verja forzada en uno de los robos.

La Guardia Civil ha desarticulado en Redován a una banda formada por menores de edad y que se dedicaría al robo de viviendas y de instalaciones municipales, informó ayer la Comandancia de Alicante. En algunos casos, los asaltantes ponían en riesgo su propia integridad física al escalar a ventanas situadas a más de cinco metros de altura para meterse en viviendas donde sus habitantes estaban durmiendo en su dormitorio. En total, hay ocho detenidos de entre 14 y 17 años de edad, que ya han pasado por la Fiscalía de Menores de Alicante, y a quienes se les imputan hasta seis robos cometidos en el municipio.

Con esta operación, la Guardia Civil ha dado por disuelta a toda la banda con detenciones que se han ido sucediendo a lo largo del tiempo, desde que el pasado verano se empezaron a investigar estos robos.

Las pesquisas comenzaron a raíz de que la Guardia Civil de Callosa de Segura hubiera detectado una serie de robos con fuerza cometidos en instalaciones municipales y en viviendas habitadas en el municipio de Redován. Los presuntos autores de estos robos habían entrado hasta en tres ocasiones en las picinas municipales rompiendo verjas y cristales, hasta que conseguían la recaudación y algo de bebidas alcohólicas. Varios testigos confirmaron a los agentes que los autores de estos robos podría ser una banda formada por menores de edad, ya que les habían visto merodear por la zona durante el horario nocturno.

Escalando a viviendas

Estos robos fueron a más cuando empezaron a cometerse en casas habitadas, con personas durmiendo en su interior y que se despertaban sobresaltadas al ver a varias personas dentro de sus dormitorios. Aunque llegaron a producirse algunos enfrentamientos, no se produjo ningún hecho violento, ya que los asaltantes solían salir corriendo en el momento en que eran descubiertos.

Durante las inspecciones realizadas por los investigadores, éstos constataron los riesgos que corrían estos adolescentes, ya que podían llegar a escalar a ventanas situadas a una altura de cinco metros.

A lo largo de estos meses, los agentes han ido esclareciendo todos los delitos a la vez que se producían las detenciones. Entre ellas, la Guardia Civil destaca la de un joven de 14 años presuntamente implicado en cuatro de los seis robos atribuidos a la banda. El resto habría participado de manera aleatoria dependiendo de la ocasión.

La Benemérita destacó que entre los ocho implicados sumaban hasta trece detenci0nes por hechos relacionados, mientras que uno de ellos fue arrestado en cuatro ocasiones. Los detenidos y las diligencias han pasado a disposición de la Fiscalía de Menores, donde todos los presuntos miembros de la banda han quedado en libertad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook