07 de diciembre de 2018
07.12.2018

Condenado en Alicante a seis años de cárcel por asestar dos puñaladas a otro tras discutir por un cigarro

El acusado se acercó a la víctima para pedirle un cigarrillo, que le contestó que no tenía

07.12.2018 | 15:07
Condenado en Alicante a seis años de cárcel por asestar dos puñaladas a otro tras discutir por un cigarro

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a seis años y medio de prisión a un hombre que asestó dos puñaladas a otro tras una discusión por un cigarro en octubre de 2017.

Según la sentencia, el acusado, nacido en Argelia, se acercó a pedirle un cigarro a la víctima, que le contestó que no tenía. Entonces fue cuando se inició una discusión entre ambos que degeneró en una pelea o forcejeo, según la sala, durante la cual el procesado le asestó dos cuchilladas a la víctima "con intención de acabar con su vida", una en la espalda y otra en el costado izquierdo, lo que supuso heridas graves y requirió intervención médica.

La acusación particular en sus calificaciones definitivas pedía 15 años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa, mientras que el ministerio fiscal solicitaba la pena de 6 años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa.

Durante la sesión del juicio, el acusado declaró que la víctima "se había metido con su madre y que le había provocado". Por su parte la defensa solicitó al tribunal, que en el caso de una sentencia condenatoria, el procesado fuera condenado únicamente por un delito de homicidio a la pena mínima.

El fallo dictado por la sala prohíbe, además, que el condenado se acerque a menos de 300 metros de la víctima durante seis años y obliga a indemnizarla con la suma de 7.640 euros.

La sala entiende que concurre ánimo homicida debido a que no puede entenderse otra voluntad distinta a la de matar "sobre aquel que acuchilla a otro dos veces en el costado", además de que el acusado reconoció durante el juicio los hechos con el añadido de que "no tenía intención de matar a la víctima".

La sentencia también destaca la "potencialidad para causar la muerte" de la clase de arma utilizada en la agresión y el carácter vital de la zona en la que la víctima la recibió. Por ello deben calificarse los hechos como constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa ya que descarta la existencia de alevosía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook