05 de diciembre de 2018
05.12.2018
Con la excusa de pedirles agua

Arrestan a una pareja con orden de alejamiento por desvalijar a ancianos con la excusa de pedirles agua

La Guardia Civil les acusa de casi una veintena de delitos en Mutxamel, Sant Joan, Busot, Xixona y Alicante

05.12.2018 | 00:22

Existía una orden de alejamiento que prohibía su acercamiento pero no sólo seguían conviviendo juntos un hombre y su pareja, sino que también se dedicaban supuestamente a desvalijar a personas de avanzada edad en l'Alacantí tras engañarlas con el truco del vaso de agua que pedían como favor para acceder a los domicilios de las víctimas. Las andanzas de esta pareja han sido frenadas por la Guardia Civil, que ha podido apresar en Aspe a las dos personas y les ha imputado por el momento hasta 17 delitos, aunque los investigadores confían en acusarles de nuevas infracciones penales pendientes de ser esclarecidas, según han confirmado a este diario fuentes cercanas al caso.

Las detenciones fueron realizadas a finales del pasado mes de noviembre y la Guardia Civil les imputó delitos de robo con violencia y hurto continuado en viviendas con el engaño del vaso de agua, estafa continuada mediante el uso fraudulento de tarjetas bancarias que robaban a las víctimas y quebrantamiento de la orden de alejamiento.

Una vez pasaron a disposición judicial para la mujer se acordó su ingreso en prisión sin fianza, mientras que para el varón se decretó libertad vigilada.

Los arrestados eran una pareja sentimental que tenía una orden de alejamiento vigor y los robos que les imputan fueron cometidos en los municipios de Mutxamel, Sant Joan d'Alacant, Busot, Xixona y Alicante.

Fuentes cercanas al caso explicaron a este diario que los ladrones buscaban domicilio habitados por personas de avanzada edad y una vez llamaban a las puertas de sus casas les engañaban para acceder. Así, normalmente ponían la excusa de pedirles agua, aunque también solicitaban limones e incluso les ofrecían lotería.

Descuido

De este modo aprovechaban un descuido de los moradores para robarles dentro de sus casas todo lo que podían. Preferentemente sustraían tarjetas de crédito, joyas y dinero en efectivo.

Además del hurto continuado, la Guardia Civil ha acusado a la pareja de un robo con violencia porque en uno de los domicilios llegaron a agredir a la víctima tras darse cuenta de sus verdaderas intenciones.

Según las denuncias tramitadas por el Instituto Armado, las tarjetas de crédito sustraídas en las viviendas fueron utilizadas posteriormente para realizar disposiciones de efectivo y compras en diferentes entidades y comercios de Alicante, Novelda, San Vicente del Raspeig y Mutxamel.

Una vez fueron identificados los autores de los hurtos la Guardia Civil procedió a su arresto por los robos y comprobó que se encontraban viviendo juntos en la misma casa, por lo que además tramitaron diligencias por quebrantamiento de una orden de alejamiento. Para evitar este tipo de robos se recomiendo a las personas de avanzada edad más precaución con los desconocidos que acuden a sus domicilios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook