22 de noviembre de 2018
22.11.2018

Cae una banda que se apropiaba de pisos de fallecidos en Alicante y Murcia

Ocuparon viviendas y se apropiaron de terrenos cuya titularidad aún no había sido reclamada por los herederos

22.11.2018 | 14:31
Cae una banda que se apropiaba de pisos de fallecidos en Alicante y Murcia

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación 'Hereda', una investigación que se ha saldado con la detención, en Alhama de Murcia, de cuatro personas a las que se les atribuye la presunta autoría de los delitos de estafa, falsedad documental, apropiación indebida, usurpación de estado civil, simulación de delito y de pertenencia a organización criminal.

El valor de las propiedades que pretendían atribuirse, ubicadas en Alhama de Murcia, Alicante y Almería, superaría los tres millones de euros. En los registros en cuatro domicilios de Alhama de Murcia y en un vehículo, la Guardia Civil se ha incautado de instrumentos empleados para la falsificación y abundante documentación, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

La investigación se inició el pasado mes de febrero, cuando dos vecinas de Alhama de Murcia denunciaron que, pese a ser las herederas de una finca agrícola de un familiar fallecido, personas desconocidas estaban intentando apoderarse de ella mediante la presentación de un contrato de compra-venta falso.

A esta primera denuncia se unieron otras de la misma índole y referidas también a propiedades ubicadas en el término municipal de Alhama de Murcia y Mazarrón, lo que hizo sospechar a los agentes de la posible existencia de un grupo organizado dedicado a la obtención fraudulenta de bienes inmuebles.

La Guardia Civil inició las primeras pesquisas para averiguar el 'modus operandi' empleado para legalizar, con artimañas y engaño, propiedades de personas fallecidas, a nombre de otras que nada tenían que ver con los legítimos herederos.

Al parecer, los sospechosos habían creado una trama delictiva dirigida, en primer lugar, a averiguar qué personas fallecidas poseían viviendas o fincas y, de éstas últimas, cuales se encontraban a la espera de ser puestas a disposición de los correspondientes herederos e, incluso, cuales carecían de beneficiarios.

La Guardia Civil, en colaboración con el Registro de la Propiedad de Murcia, recabó abundante documentación e indicios que centraron la investigación en un primer sospechoso -varón, español, de 32 años, vecino de Alhama de Murcia y con antecedentes por delitos similares- quien, al parecer, lideraba la supuesta trama delictiva.

Tras una compleja investigación la Benemérita averiguó que, mediante la falsificación de escrituras, contratos de compra-venta y otros documentos públicos y privados, los sospechosos se presentaban en los correspondientes organismos oficiales para dar trámite y conseguir registrar, fraudulentamente, todo tipo de bienes inmuebles, tales como casas, pisos, apartamentos y terrenos rústicos o agrícolas.

Para ello, obtenían valiosa información de las personas recientemente fallecidas que figuraban documentalmente como legítimos propietarios de los bienes inmuebles que pretendían adueñarse, como de sus descendientes, herederos o de otros parientes para, seguidamente, presentarse con los falsos documentos confeccionados para consumar las estafas. En algunas ocasiones se hacían pasar por descendientes o legítimos herederos y en otras, mediante la presentación de falsos documentos de compra-venta, iniciaban los trámites para registrar esas propiedades a su nombre.

Además, en alguna ocasión llegaron a ocupar físicamente los inmuebles y a empadronarse en ellos, llegando a contratar seguros de hogar y compañías de vigilancia privada para aportar esa documentación junto a los contratos de compra-venta falsos con el objetivo de simular su auténtica posesión.

La operación 'Hereda' ha culminado con la identificación y detención de cuatro personas -dos varones y dos mujeres, con edades comprendidas entre los 29 y los 81 años, españoles y vecinos de Alhama de Murcia- como presuntos autores de los delitos de estafa, falsedad documental, apropiación indebida, usurpación de estado civil, simulación de delito y de pertenencia a organización criminal.

En el desarrollo de la investigación policial se han registrado cuatro domicilios en Alhama de Murcia y un vehículo, donde se han incautado instrumentos empleados para falsificar escritos oficiales y abundante documentación que se hallaba dispuesta para llevar a cabo otra multitud de estafas.

Los arrestados, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Totana (Murcia).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook