11 de noviembre de 2018
11.11.2018

La Policía refuerza el personal para tramitar asilos en Alicante al triplicarse las peticiones

La Comisaría Provincial ha recibido este año más de mil solicitudes, principalmente de Venezuela, Ucrania y Colombia

10.11.2018 | 23:07
El comisario jefe provincial con los responsables de las ong y de la Brigada de Extranjería.

Las peticiones de órdenes de protección internacional para adquirir el derecho de asilo casi se han triplicado en la provincia desde 2015. Durante el presente año las solicitudes tramitadas por la Policía Nacional en la Comisaría Provincial de Alicante ya superan el millar, por lo que se ha establecido un plan de choque con refuerzo de personal para ofrecer una respuesta más eficaz a los refugiados. Para ello, responsables de la Policía Nacional y de Cruz Roja, CEAR y CEPAIM se reunieron el pasado viernes en Alicante para coordinarse y tratar de mejorar el servicio.

A la reunión asistieron el comisario principal jefe provincial de la Policía, Alfonso Cid, el presidente de Cruz Roja, Antonio Navarro, y las coordinadoras de CEAR y CEPAIM en Alicante, Laura González y Marta Alcántara, respectivamente. Además participaron otros miembros de las ong y responsables de la Brigada de Extranjería y Fronteras, encargada de tramitar la peticiones de asilo.

El plan de choque ya se ha puesto en marcha esta misma semana. Hasta ahora había tres personas en la Comisaría Provincial tramitando las peticiones y realizando las entrevistas personales con los ciudadanos extranjeros que solicitan las órdenes de protección internacional, pero se ha decidido duplicar el personal, por lo que serán seis funcionarios los que se dedicarán en exclusiva a estos trámites. Los responsables de las ong también se ofrecieron a la Policía a colaborar para mejorar el servicio.

Países preferentes

Aunque las peticiones de asilo proceden de múltiples países, el grueso de las peticiones que recibe la Policía en Alicante proceden de ciudadanos de Venezuela, Ucrania y Colombia.

Cruz Roja y otras ong como CEAR y CEPAIM ofrecen ayuda a estas personas durante el proceso de tramitación del asilo, ya que normalmente el Gobierno suele tardar entre 18 y 24 meses en dar la respuesta definitiva, tiempo en el que no pueden ser expulsados del país.

Durante un año y medio la Administración les facilita ayudas a estas personas y tras una primera fase de seis meses en centros de acogida suelen instalarse en pisos de alquiler mientras paulatinamente tratan de ponerse a trabajar para obtener recursos propios.

A pesar del elevado número de peticiones de asilo, fuentes de Cruz Roja afirmaron a este diario que tan sólo se resuelven favorablemente entre un cinco y un diez por ciento de solicitudes en términos generales. Por contra, la media sube hasta casi un 40% en el caso de los ciudadanos que huyen de Siria y piden asilo en España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook