26 de octubre de 2018
26.10.2018

Anticorrupción recurre a la Audiencia el archivo de la denuncia por la compra del voto de Nerea Belmonte

Felipe Briones reclama que se investigue si se ofreció dinero a la edil tránsfuga y que se solicite la geolocalización del móvil del exsenador Ángel Franco y de la exdirectora de la Ciudad de la Luz Elsa Martínez

26.10.2018 | 14:47
Nerea Belmonte, a la derecha, junto a su asesora Elsa Martínez, a la salida de la Fiscalía en imagen de archivo

Que se investigue. El fiscal Anticorrupción Felipe Briones ha reclamado a la Audiencia que investigue si a la edil del Ayuntamiento de Alicante Nerea Belmonte se le ofreció dinero para que apoyara a la socialista Eva Montesinos como candidata a la Alcaldía tras la dimisión de su compañero Gabriel Echávarri, lo que no hizo.

El fiscal plantea la necesidad de indagar qué hay de verdad en este supuesto ofrecimiento, desvelado por la propia Belmonte en el primer pleno del popular Luis Barcala como alcalde, (cuya elección hizo posible con su voto en blanco), después de que hace junto una semana el magistrado José Luis de la Fuente archivara la denuncia interpuesta por el acusador público. El instructor concluyó que es la palabra de unos contra la de otros sin que existan pruebas de si realmente se produjo ese intento de comprar la voluntad de la edil tránsfuga.

Basándose en ese argumento, De la Fuente acordó el sobreseimiento provisional de la denuncia presentada por Briones tras tomar declaración a la edil, a su asesora y amiga Elsa Martínez, a los portavoces de Guanyar y Compromís en el Ayuntamiento de Alicante, Miguel Ángel Pavón y Natxo Bellido respectivamente, y al exdirigente socialista Ángel Franco, el único que en la Fiscalía compareció en calidad de investigado y a quien la exdirectora de la Ciudad de la Luz apunta como la persona que ofreció 3.500 euros por el apoyo de la edil. Jna afirmación que el exsenador no sólo ha negado sino que declaró ante el fiscal que fue Martínez quien le reclamó el dinero.

El fiscal también pide al juez que ordene la geolocalización de los móviles de Franco y Elsa Martínez el día que supuestamente se produjo la oferta, una prueba que el magistrado consideró inútil por imprecisa. Ni se podría determinar con esa diligencia el contenido de la conversación que hubiera mantenido, ni es tan exacta cómo para conocer la posición concreta de unos terminales que, por otra parte, podrían haberlos dejado en un lugar distinto a donde se reunieron, argumentó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook