11 de septiembre de 2018
11.09.2018

La Policía detiene a cerca de mil personas en Alicante durante la «Operación Verano»

El despliegue estival concluye con 36 servicios humanitarios y setecientas actas por tenencia de armas o estupefacientes

10.09.2018 | 21:11
Imagen de los policías en prácticas que llegaron en julio.

Treinta y seis servicios humanitarios, 972 detenciones y setecientas actas por tenencia de armas o sustancias estupefacientes es el balance de la «Operación Verano 2018» de la Policía Nacional en Alicante, según un comunicado difundido ayer por la Comisaría Provincial.

La nota de prensa afirma que la «Operación Verano» de este año ha finalizado con «resultados satisfactorios» y «cumpliendo su principal propósito: velar por la seguridad ciudadana en periodo vacacional».

La Comisaría Provincial contó con un amplio dispositivo desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto, reforzando el número de agentes en las calles e integrando unidades especiales como la de Caballería, Helicópteros, Guías Caninos o Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) y la Brigada de Respuesta a la Inmigración Clandestina (Bric), además de los 121 policías en prácticas que fueron destinados en la provincia de Alicante en julio.

Presencia permanente

También se establecieron puntos donde la presencia policial era permanente, especialmente en zonas de alta concentración turística, como playas, aeropuerto o puerto, «logrando así disminuir el número de hurtos con respecto al mismo periodo del año pasado», según el comunicado.

Los servicios nocturnos fueron igualmente ampliados con hasta sesenta agentes de los Grupos Operativos de Respuesta de las Comisarías de Distrito Centro y Norte, así como treinta más del Grupo de Motos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR).

Según la Comisaría, los efectivos policiales han conseguido «disminuir notoriamente el índice delictivo en delitos como robos, hurtos o lesiones». Además, los nuevos grupos de Atención al Ciudadano (GAC), de las Comisarías de Distrito Centro y Norte, han supuesto durante los meses vacacionales «un importante añadido en lo que a seguridad se refiere», al aumentar la prevención delictiva, disminuir el tiempo de respuesta ante los delitos y lograr la detención de 220 personas en estos dos meses, muchas de ellas «in fraganti».

El nuevo sistema de trabajo implantado en el área de Seguridad Ciudadana en la provincia de Alicante ha permitido «incrementar notablemente el número de efectivos dedicados a llevar a cabo un servicio de repuesta inmediato ante las demandas ciudadanas», destaca el comunicado.

Los robos en viviendas y el tráfico de estupefacientes han sido otros de los objetivos por los que la Comisaría Provincial ha desplegado este verano dispositivos especiales orientados a su disminución.

Paralelamente, la Unidad de Participación Ciudadana de la Comisaría Provincial de Alicante intensificó los contactos y reuniones con distintos directores, gerentes, responsables de establecimientos y asociaciones vecinales. La finalidad era resaltar la importancia de su colaboración para mantener la seguridad ciudadana.

Por otra parte, para contrarrestar la comisión de posibles atentados en las zonas dedicadas principalmente al turismo, la Comisaría Provincial estableció un plan operativo dirigido a neutralizar este tipo de amenazas, de acuerdo con lo previsto para el actual nivel de activación del Plan de Prevención y Protección Antiterrorista.

Del mismo modo, se llevó a cabo la Operación Paso del Estrecho (OPE), dispositivo especial coordinado entre la Policía Nacional, la Guardia Civil, Protección Civil y Cruz Roja, entre otras instituciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook