15 de agosto de 2018
15.08.2018

Satisfacción en la familia por el esclarecimiento del crimen de la turista alicantina en Costa Rica

El padre de la víctima dice que «a mi hija no me la van a devolver, pero al menos el responsable estará en prisión»

14.08.2018 | 23:14
Satisfacción en la familia por el esclarecimiento del crimen de la turista alicantina en Costa Rica

Satisfacción aunque con cautela. Así recibieron ayer los familiares de la turista alicantina Arantxa Gutiérrez López asesinada en Costa Rica, la noticia por parte de las autoridades del país de que habían esclarecido el crimen. «A mi hija no me la van al devolver, pero al menos parece que el responsable va a estar en prisión», aseguró ayer a este diario el padre de la víctima José Gutiérrez que se encontraba en Madrid para participar en dos homenajes que se iban a celebrar a la joven asesinada.

Arantxa Gutiérrez de 31 años apareció asesinada el pasado 4 de agosto en las proximidades del hotel en el que estaba pasando unos días de vacaciones con su pareja y unos amigos en Costa Rica. Pocas horas después se detenía a un sospechoso, Albin Díaz Hawkins de 33 años, como presunto autor de los hechos y la policía considera que se trató de un ataque sexual. El sospechoso de nacionalidad nicaragüense se encontraba de manera irregular en el país y trabajaba en uno de los hoteles cercanos a la zona donde se produjo el crimen. Sin embargo, el juzgado no decretó ninguna medida contra él al no ver suficientes las pruebas que le implicaran en los hechos. No obstante, sigue en prisión por su presencia irregular en el país.

La situación dio un vuelco este lunes cuando llegaron los resultados de las pruebas de ADN. Estas pruebas revelan que el cuerpo de la víctima tenía saliva del sospechoso, mientras que bajo las uñas de la fallecida también se encontraron restos genéticos del presunto agresor. Las declaraciones de testigos que le vieron por la zona el día del crimen y el hecho de que éste se presentara tarde al trabajo ese día son otras pruebas valoradas por las fuerzas de seguridad costarricenses. Estas nuevas pruebas han coincidido con la llegada de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía al país para colaborar con las investigaciones. Mientras que el jueves está prevista una nueva vista donde la Fiscalía pedirá de nuevo la prisión para el sospechoso por este crimen.

Fuentes próximas a la pareja de la fallecida, Miguel Ángel Escribano, mostraron ayer a Efe su prevención ante el avance de las investigaciones sobre lo ocurrido, aunque han considerado «positivas» las últimas pruebas. La Subsecretaría del Ministerio de Asuntos Exteriores ha contactado con Escribano, para trasladarle que estarían encantados de recibirlo, aunque todavía no se ha concreto una fecha para la reunión. El objetivo de esta entrevista es tener una interlocución directa con el Departamento de Exteriores para disponer de información actualizada del caso y conseguir elevar el nivel de riesgo de Costa Rica.

En la página de Facebook El manifiesto de un ángel, que administran los allegados a la víctima, se valoraba así el anuncio de Costa Rica del esclarecimiento del caso: «Por fin buenas noticias desde Costa Rica para que lo sepan los violadores, los maltratadores, los asesinos de mujeres: Sois pocos y cobardes y nosotros somos muchísimos y valientes y os estamos vigilando y nos ayudamos entre nosotros y no descansaremos hasta que os hayamos metido en la cárcel para que os pudrais en ella y nuestras vidas seguirán y pero vosotros viviréis señalados y muertos en vida durante años que es la mayor tortura que podéis tener».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook