12 de agosto de 2018
12.08.2018

Exteriores advierte ahora del peligro de Costa Rica tras el crimen de la turista alicantina

La policía del país centroamericano registra la vivienda del único sospechoso e interviene varios teléfonos móviles que podrían aportar datos sobre el caso

11.08.2018 | 22:57
Exteriores advierte ahora del peligro de Costa Rica tras el crimen de la turista alicantina

La Fiscalía volverá a pedir el jueves su ingreso en prisión provisional, rechazada inicialmente por el juzgado por falta de pruebas.

El Ministerio de Exteriores ha advertido esta semana del riesgo que puede representar Costa Rica para los turistas españoles, días después del crimen de la turista alicantina Arancha Gutiérrez López. Fue el pasado miércoles, cinco días después del suceso, cuando Exteriores actualizó la información sobre este destino turístico, alertando de que se adopten medidas de seguridad. Precisamente su marido denunció el jueves que nadie les había advertido de que existieran riesgos.

Según la web de Exteriores, hasta el miércoles solo «se recomienda viajar por precaución», señalando varias zonas conflictivas y consejos. Pero tras el crimen se actualizó como «nota importante» que «puesto que se han producido algunos casos violentos de ataques contra mujeres turistas, se recomienda adoptar medidas de autoprotección y evitar transitar sin compañía o por lugares aislados o poco iluminados, tanto en las zonas urbanas como en áreas turísticas».

Además, el periódico costarricense La Nación anunció que el Gobierno del país centroamericano va a poner en marcha una aplicación con advertencias y consejos de seguridad para turistas que estará lista en diciembre, al comienzo de la temporada alta.

Por otra parte la Fiscalía de Costa Rica informó que ayer se realizó el registro de la casa del único sospecho en Tortuguero, zona en la que se registró el crimen, efectuando «el decomiso de una prueba importante». Entre el material intervenido figuran varios teléfonos móviles y prendas de vestir, y según la prensa costarricense el próximo martes se procederá a revisar estos terminales móviles para ver si pueden aportar datos relevantes del crimen.

Hay que recordar que el único sospechoso, Albin Díaz Hawkings, un nicaragüense indocumentado de 33 años que trabajaba en un hotel de la zona, quedó en libertad sin medidas cautelares por este caso por falta de pruebas, aunque permanece detenido al estar de forma irregular en el país. La Fiscalía anunció ayer también que el próximo jueves pedirá al juez de nuevo el ingreso en prisión provisional por este crimen, en base a las nuevas pruebas que se están recabando y los resultados de la autopsia de Arancha.

La principal hipótesis que manejan las autoridades es que la mujer, cuyo funeral se ofició el viernes en Alicante, fue víctima de un ataque sexual y murió por asfixia cuando salió a correr.

Por otra parte está previsto que hoy dos policías nacionales españoles especializados en homicidios, adscritos a la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), lleguen a Costa Rica desde España para colaborar con la investigación. Visitarán el lugar del crimen y tratarán de colaborar en su esclarecimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook