12 de junio de 2018
12.06.2018
Torrevieja

Un vecino de Torrevieja que combatió con los yihadistas en Siria pide perdón y acepta una pena de 8 años de cárcel

El acusado fue apresado en 2015 en Polonia cuando regresaba para cometer atentados en Europa

11.06.2018 | 22:55

El marroquí Abdeljalil Ait El Kaid mostró ayer en un juicio su arrepentimiento y pidió perdón por su actividad como combatiente yihadista en Siria, a donde viajó desde su domicilio en Torrevieja, y su retorno para cometer atentados en Europa, lo que no logró al ser detenido en junio de 2015 en Varsovia (Polonia).

Ante la confesión y el arrepentimiento del acusado el fiscal rebajó de diez a ocho años de cárcel su petición de pena, que Abdeljalil Ait El Kaid aceptó en la vista celebrada en la Audiencia Nacional.

«Me arrepiento de todo, todo fue muy rápido, antes estaba en otra vida pero se me cruzaron los cables», aseguró el acusado, que reconoció que en España «todo el mundo se portó muy bien» con él y aclaró que cuando fue detenido en Polonia se disponía a retornar para atentar en países como Francia pero no en territorio español.

«Cuando en Siria me propusieron retornar pregunté si tenía que cometer algún atentado en España y me dijeron que no», apostilló el acusado, que relató que en Siria combatió con el Estado Islámico y que incluso resultó herido de bala en una pierna.

Según el fiscal, cuando fue detenido el acusado volvía a España para atentar en Barcelona, siendo sus objetivos la Sagrada Familia, el Casino y un transporte público en la plaza de Cataluña.

Durante su declaración el acusado recordó que en agosto de 2014 decidió ir a Siria, país al que accedió por la frontera con Turquía y señaló que resultó herido de bala durante un ataque a una base en una montaña. Añadió que a raíz de quedar lesionado le encargaron labores de captación y que lo intentó a través de Facebook con una mujer que se encontraba en España a la que incluso ofreció casarse con él.

Esta mujer declaró ayer en el juicio que cuando se percató de que le estaba intentando captar para cometer atentados decidió denunciarlo ante los Mossos d'Esquadra, a los que facilitó su teléfono móvil y su tablet para que analizaran sus conversaciones con el acusado primero en Facebook y luego por Whatsapp y Skype.

Un guardia civil testificó que ya en Siria el acusado publicó en Facebook una carta de despedida dirigida a su madre en la que le decía que no llorara por su muerte porque se había ido a hacer la yihad «por voluntad de Alá» y otra a su mujer que le indicaba que iba a ser «un mártir en nombre de Alá».

Según el fiscal, Aite el Kaid regresó desde Siria a Europa junto con Reda Hame, otro supuesto yihadista detenido en agosto de 2015 en París, tras ser seleccionados por Abdelhamid Abaaoud, el presunto encargado en la organización terrorista de planificar las acciones en el extranjero. «Las misiones encomendadas eran realizar acciones terroristas en España, Francia, Bélgica y Alemania, siendo los objetivos específicos lugares de grandes aglomeraciones como salas de fiesta, partidos de fútbol, conciertos e iglesias como la Sagrada Familia de Barcelona», según el fiscal. Aite El Kaid fue detenido el 15 de junio de 2015 en Varsovia y Reda Hame el 11 de agosto en París, donde el 13 de noviembre siguiente se cometieron los atentados por tres comandos con armas automáticas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook