10 de junio de 2018
10.06.2018

Investigan un presunto fraude de 700.000 euros en la cooperativa eléctrica de Crevillent

Cuatro personas han sido detenidas por su supuesta relación con la trama tras una denuncia interpuesta por la propia compañía, aunque ya han quedado en libertad

10.06.2018 | 01:40
Instalaciones de la cooperativa Enercoop.

Un juzgado de Elche investiga un posible fraude de alrededor de 700.000 euros cometido presuntamente por un exalto cargo y otro mando de la Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís de Crevillent, empresa matriz del Grupo Enercoop, en el que también están implicados supuestamente dos administradores de empresas externas. La denuncia presentada el pasado mes de diciembre destapó una presunta desviación de fondos mediante facturas por servicios no prestados ni aprobados, y la investigación policial desembocó el pasado miércoles en la detención de estas cuatro personas, que quedaron ayer en libertad sin medidas cautelares tras pasar a disposición judicial.

Fue un trabajador quien informó al consejo rector de la cooperativa el pasado mes de noviembre de 2017 de que había dado con una factura cuestionable, según relata la denuncia formalizada ante la Policía Nacional, a la que ha tenido acceso este diario, interpuesta por Guillermo Belso Candela, actual presidente de Enercoop. Las características del contrato que levantó sospechas en un primer momento se definen como inasumibles y absurdas por el denunciante, quien incide en el desconocimiento del consejo rector de la entidad sobre el acuerdo.

La cooperativa pidió explicaciones al responsable de la firma, quien, según la denuncia, devolvió integramente 476.982 euros, un parte ya pagada de un contrato superior al millón y medio de euros. En una de las reuniones del consejo rector se comprobó la caída de beneficios de una de las cinco empresas que forman Enercoop. Al pedir explicaciones al responsable, refleja Belso Candela en la denuncia, no supo explicar a qué se debía el incremento en los gastos de presuntos servicios exteriores y publicidad, de los que no tenía conocimiento el órgano de gobierno interno. No obstante, la denuncia detalla que el principal acusado presentó un informe para justificar un importe de 15.040 euros, «el cual nada tiene que ver con los conceptos incluidos en dichas facturas». A mediados del mes de diciembre, este alto cargo presentó su dimisión voluntaria.

El pasado miércoles, según han confirmado fuentes judiciales así como otras cercanas a la investigación, fueron detenidos en relación a esta trama dos implicados por parte de Enercoop, el ex director general y otro directivo, así como otros dos administradores de diferentes empresas de servicios externos que podrían estar implicados en la trama.

Valentín Quiroga, abogado de uno de los detenidos, manifestó ayer a este diario que la denuncia contra su cliente «es una cortina de humo para tapar la falta de control interno y la caída de beneficios de la cooperativa», y añadió «que todo se aclarará en su momento». Por otra parte, adelantó que denunciará «las irregularidades cometidas por la Policía» por «apurar sin necesidad alguna el plazo máximo de detención de 72 horas».

Un control interno de la mercantil destapó la trama

Desde la Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís de Crevillent explicaron ayer que fueron las medidas de control interno de la empresa las que detectaron anomalías y que fue entonces cuando se inició un proceso de investigación. «En el momento que se contó con las evidencias suficientes, se adoptaron las medidas correctoras», explicaron fuentes de la compañía. Entre estas medidas, apuntaron, se encontraba la necesidad de «desvincular a determinadas personas» de lo sucedido «y proceder a interponer la correspondiente denuncia ante la Unidad de Delitos Económicos de la Policía Nacional».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook