21 de abril de 2018
21.04.2018

El narco que escribía en Wikipedia

La Audiencia de Alicante juzga a Brian Charrington, supuesto líder de una red internacional de traficantes arrestado en 2013 en Calp, que publicaba en internet sus logros delictivos

21.04.2018 | 12:29
El narco que escribía en Wikipedia

El narco que publicaba sus «hazañas» delictivas en Wikipedia se sienta a partir de mañana en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Alicante. El lunes empieza el juicio Brian Colin Charrington, el presunto líder de una red internacional de narcotraficantes que figuraba entre los fugitivos más buscados cuando fue apresado en Calp en 2013. Y junto a él se sentarán otros ocho de sus supuestos secuaces, acusados todos de delitos contra la salud pública, falsedad documental, pertenencia a organización criminal, encubrimiento y blanqueo de capitales.

Charrington se encargaba de poner al día su ficha de Wikipedia, donde pormenorizaba sus logros, que se inician en los años 80. Él mismo detallaba su trayectoria criminal, incluso relatando que en sus primeros años llegó a ser confidente de la policía británica, lo que le permitió introducir un cargamento de cocaína en Inglaterra. Contaba con hasta diez mansiones de lujo en la Costa Blanca y la Policía intervino a este narco afincado en Calp bienes valorados en cinco millones de euros cuando le arrestó en julio de 2013. Y no era la primera vez que era detenido, ya que fue apresado en varias ocasiones y cumplido diferentes condenas en varios países. E incluso ya fue arrestado en 1997 en Calp por estar al frente de una red de narcos.

El juicio se alargará durante toda la semana y parte de la siguiente, y la Fiscalía solicita provisionalmente para los nueve implicados y un décimo que está fugado penas de hasta 18 años de prisión.

Charrington, de nacionalidad británica, era uno de los diez criminales más buscados por las fuerzas de seguridad europeas cuando fue arrestado, junto a los presuntos miembros de su banda, en Calp y otras localidades de la costa alicantina, en julio de 2013.

La operación fue desarrollada por el Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (Greco) de la Policía Nacional y se saldó inicialmente con trece arrestos, siete en España y seis en Venezuela. Los agentes se incautaron de unos 200 kilos de cocaína, medio millón de euros en efectivo, coches de alta gama y seis embarcaciones de recreo.

El presunto líder de la banda era propietario de una decena de viviendas de lujo en el litoral de Alicante y había cumplido condenas por tráfico de drogas en Inglaterra, Alemania, Francia y España, donde fue arrestado en Calp en 1997 con cuatro toneladas de hachís.

Según las investigaciones policiales, en dichas viviendas llegó a dar cobijo a alguno de los fugitivos más buscados por Reino Unido.

En la investigación por la que la banda será juzgada ahora colaboraron la Agencia británica contra el Crimen Organizado (SOCA), la Oficina Nacional Antidrogas venezolana (ONA), la Comunidad de Policías de América (Ameripol), la Policía francesa, la Prefectura Naval Argentina, la Policía de Colombia y la Policía Federal de Brasil.

Las pesquisas se iniciaron en enero de 2010 y se centraron en la compañera sentimental de Charrington, que había sido pareja a su vez de un narcotraficante francés, Alain Coelier, quien sería asesinado a tiros seis meses después, en julio de ese mismo año, junto a su guardaespaldas en La Nucía. Coelier fue condenado en su día a doce años de cárcel por participar en el secuestro de la niña Melodie Nakachian, hija del magnate Raymond Nakachian y de la cantante Kimera, en Estepona en 1987.

El juicio comenzará este lunes, a partir de las 9.30 horas, en la sección décima de la Audiencia de Alicante. La Fiscalía acusa a la banda de introducir en España un alijo de cocaína con una embarcación de recreo, a través del puerto de Altea, droga que fue decomisada, antes de ser redistribuida, en una vivienda de l'Albir (l'Alfàs del Pi).

Los nueve procesados se encuentran actualmente en libertad por estos hechos y han sido citados para comparecer en el juicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook