21 de marzo de 2018
21.03.2018

Cuatro agentes heridos al detener a tres ladrones tras una persecución de 20 kilómetros

La Policía Nacional fue alertada de un robo en un bar de El Rebolledo y detectó a los huidos cuando entraban en Alicante en un coche robado

20.03.2018 | 21:24
Dos policías examinan el vehículo implicado en la persecución.

Varias patrullas de la Policía Nacional de Alicante protagonizaron la madrugada del lunes una persecución de película para capturar a tres ladrones que se inició en Alicante y concluyó cerca de Orito tras recorrer cerca de veinte kilómetros. La Policía logró dar alcance a los huidos pero cuatro agentes resultaron heridos cuando procedieron a la detención de los implicados, que fueron descubiertos por la dueña de un bar de El Rebolledo donde entraron a robar. Los tres detenidos, todos de origen argelino y uno de ellos con varias reclamaciones judiciales para entrar en la cárcel, ingresaron ayer en prisión tras pasar a disposición del juzgado de guardia de Alicante.

Los hechos se produjeron poco antes de las tres de la madrugada del pasado lunes. La dueña de un bar de El Rebolledo situado junto a la autovía A-31 escuchó unos ruidos y descubrió a los ladrones, los cuales se dieron a la fuga en un turismo Volkswagen que había sido robado la semana anterior. La víctima llamó a la sala del 091y desde allí alertaron a las patrullas de servicio de Seguridad Ciudadana de la comisión del robo.

Uno de los vehículos que se dirigía hacia El Rebolledo se cruzó con el coche de los sospechosos en la rotonda de México, a la entrada a Alicante, y tras ponerse detrás para darles el alto se dieron a la fuga accediendo de nuevo a la autovía.

A partir de ese momento se inició una persecución a gran velocidad a la que se fueron sumando diferentes patrullas. Así, una de las dotaciones policiales accedió a la autovía por la entrada de Torrellano y allí esperó la llegada del coche huido. Sin embargo, el vehículo de los ladrones esquivó a la Policía a gran velocidad e instantes después lanzaron una bolsa por la ventanilla, sin que pudiera ser localizada posteriormente.

Otra dotación que estaba esperando en la entrada de Bacarot fue esquivada también por los prófugos y se sumó también a la persecución.

Una de las patrullas policiales se situó a la altura de los huidos unos dos kilómetros antes de la salida de Orito y el coche fugado realizó una maniobra evasiva en la que llegó a impactar con el vehículo de la Policía. Tras este incidente detuvieron el coche e intentaron huir marcha atrás, pero llegó otro vehículo policial que no pudo evitar chocar contra el turismo robado.

Huida a la carrera

El conductor trató de huir a la carrera y llegó a cruzar la mediana, pero varios agentes lograron alcanzarle y detenerle pese a que opuso resistencia, actuación en la que dos agentes resultaron lesionados.

Otro de los ladrones que opuso resistencia viajaba en la parte trasera y causó lesiones en una muñeca y en una rodilla al agente que le detuvo. El tercer huido era el copiloto y cuando iba a ser detenido comenzó a golpear a los policías con una muleta. A uno de los agentes le causó lesiones en la mano derecha y tuvo que ser reducido porque no paraba de lanzar patadas y puñetazos.

Una vez detenidos los tres sospechosos la Policía registró el vehículo y localizó un taladro y una caja de caudales con varias monedas y lápices.

Uno de los detenidos tenía prohibido entrar en España por la Subdelegación del Gobierno en San Sebastián y otro tenía en vigor órdenes de búsqueda e ingreso en prisión de sendos juzgados de Vitoria y Logroño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine