16 de marzo de 2018
16.03.2018

La Policía eleva a cinco los agentes detenidos en una investigación iniciada por un alijo de cocaína en Elda

La extraña versión ofrecida por los policías que intervinieron en la persecución de un presunto narcotraficante motivó el inicio de las averiguaciones por parte de Asuntos Internos

15.03.2018 | 22:43
Imagen de archivo de una intervención policial en el barrio de Caliu.

El último de los arrestos se ha producido en Madrid.

La incautación de un kilo de cocaína hace año y medio en Elda puso en marcha la investigación de la Unidad de Asuntos Internos (UAI) que ha conducido –hasta el momento– a la detención de cuatro agentes de la Policía Nacional y uno de la Policía Local.

Tal y como este diario adelantó ayer, los arrestos se han realizado en el marco de una operación contra una supuesta organización delictiva dedicada al tráfico de drogas. La operación sigue abierta y bajo secreto de sumario, pero el origen de la misma guarda relación con la detención, en octubre de 2016, de un eldense de 23 años con antecedentes que se dio a la fuga en un coche durante una intervención de la Policía Local.

Los hechos ocurrieron al filo de la madrugada de un domingo cuando dos agentes del Cuerpo Local de Elda que circulaban en un coche patrulla sospecharon de un vehículo BMW y comenzaron a seguirle por la avenida del Mediterráneo. El sospechoso detuvo la marcha junto a unas naves contiguas al concesionario Opel con las luces apagadas y el motor encendido. Y justo en el momento en el que los policías encendieron el puente luminoso y se dirigieron hacia él para identificarlo, emprendió una veloz fuga en dirección a la autovía A-31 en sentido Madrid-Alicante.

Los agentes dieron el aviso al resto de compañeros iniciándose una persecución. Pero en la rotonda de acceso a la autovía, que estaba iluminada, los agentes observaron cómo desde el BMW arrojaban una mochila por la ventanilla que contenía supuestamente dos placas de cocaína con un peso aproximado de un kilo y diversos objetos personales.

Finalmente el perseguido logró escapar a la altura de Novelda pero los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía de Elda-Petrer dieron con su paradero en menos de 36 horas, pasando a disposición judicial como presunto autor de un delito contra la salud pública.

Esa fue la versión que se ofreció entonces de los hechos. Pero algunos detalles resultaron extraños y levantaron las sospechas, lo que motivó el inicio de una discreta investigación por parte de un equipo de Asuntos Internos de la Policía Nacional con sede en Madrid. Pesquisas que dieron lugar a la detención del primer agente de la Comisaría de Elda-Petrer el pasado 15 de diciembre. Jornada en la que también se realizaron varios registros domiciliarios en el barrio Caliu y en otros puntos del casco urbano. El dispositivo se desarrolló con gran discreción para no poner en alerta al resto de investigados.

En ese primer momento se condujo ante el Juzgado de Instrucción Número 3 de Elda a dos matrimonios y al agente. Tras tomarles declaración la juez envió a prisión a los tres hombres mientras que las dos mujeres quedaron en libertad.

En ese momento varios policías de Elda, tanto de la Comisaría de la Policía Nacional como del Cuerpo Local, fueron interrogados por la UAI sin que se presentaran cargos contra ellos.

Las pesquisas policiales siguieron su curso y tres meses después la operación ha entrado en una nueva fase con el arresto, el pasado miércoles, de un agente de la Policía Local y tres de la Policía Nacional de Elda, si bien uno de estos últimos se encontraba en Madrid donde lleva tiempo destinado.

Todos ellos fueron trasladados a los calabozos de la Comisaría Provincial de Alicante y hoy podrían pasar a disposición judicial acusados de varios delitos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine