14 de marzo de 2018
14.03.2018

Tres detenidos por una treintena de robos en comercios y casas de Xàbia

Un arrestado se fue a curar a un centro de salud de otro municipio para despistar a la Guardia Civil

14.03.2018 | 13:38
La Guardia Civil con uno de los detenidos por robar en comercios.

La Guardia Civil ha detenido en Xàbia a dos ciudadanos marroquíes de 25 y 29 años acusados de 15 robos en locales comerciales y a un joven español de 25 años por 14 robos en viviendas en la zona del Montgó.

A los dos arrestados por robos en comercios se les acusa de provocar daños por valor de 6.100 euros en daños y de sustraer 6.800 euros en efectivo y bebidas por valor de 400 euros. Asimismo, al arrestado por robar en viviendas le acusan de sustraer más de 7.000 euros en joyas y 12.000 euros en efectivo.

La Guardia Civil de Xàbia comenzó hace un mes una operación dirigida a erradicar unos robos que habían surgido en establecimientos comerciales de la localidad. Los ladrones esperaban a que los comerciantes cerraran sus locales, y cuando no había nadie alrededor accedían al establecimiento forzando puertas o ventanas cubriéndose la cara para no ser reconocidos por las cámaras de seguridad.

Su objetivo era el dinero en efectivo de la caja registradora. Si el botín era escaso, esa misma noche acudían a uno o más locales comerciales hasta conseguir el dinero que querían. A modo de aprovisionamiento, también solían sustraer alguna botella de alcohol. Después se refugiaban en casas de familiares o amigos a su antojo, pues carecían de vivienda fija.

La Guardia Civil siguió la pista de estos dos hombres hasta dar con las viviendas donde residían, y los ha detenido en Xàbia por ser los presuntos autores de 15 robos en el interior de locales comerciales. Tras pasar a disposición judicial, han quedado en libertad con cargos.

Segunda operación contra robos en viviendas

En otra operación, la Guardia Civil de Xàbia también investigaba unos robos cometidos en varios chalets de la zona del Montgó, en los que el autor actuaba justo al caer la noche, cuando los propietarios de las viviendas salían a cenar.
En una de las ocasiones, los propietarios regresaron antes de la hora esperada y sorprendieron a este hombre saliendo de la vivienda. El dueño de la casa y él tuvieron un breve forcejeo, aunque este último logró escabullirse saltando por la verja del chalet.

En su huida se le cayó un teléfono móvil que acababa de sustraer, y un ticket de compra. Además, mostraba cierta cojera mientras huía.

Cuando acudió la Guardia Civil a inspeccionar el lugar de los hechos, comprobó que el ticket de compra no correspondía con los dueños de la casa, y los investigadores, al analizar el punto de huída -una verja de hierro acabada en puntas de flecha-, concluyeron que se clavó una de esas puntas al saltar, y que por eso cojeaba.

La Guardia Civil, conocedora de antemano de que trataría de desviar la atención acudiendo a centros de salud distintos a los de la localidad, inició las investigaciones ampliando el radio a más de 50 kilómetros alrededor. Los agentes estaban en lo cierto y pronto dieron con una persona que anduvo deambulando por distintos centros médicos para la cura. La otra prueba, que era el ticket de compra, también situó a esta persona por las inmediaciones del lugar de los hechos.

Con todas estas pruebas, la Guardia Civil detuvo en Xàbia al sospechoso, un joven español de origen marroquí y 25 años, como presunto autor de 14 robos en el interior de vivienda, y tras pasar a disposición judicial se acordó su ingreso en prisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine