13 de marzo de 2018
13.03.2018

Una red utilizaba El Altet para enviar a chinos al Reino Unido por 20.000 euros

Detienen a 155 personas, seis de ellas en Alicante, al desmantelar una organización de inmigración ilegal

13.03.2018 | 09:37
Una red utilizaba El Altet para enviar a chinos al Reino Unido por 20.000 euros
Frases que aprendían los ciudadanos chinos para pasar los controles fronterizos.

La Policía Nacional ha desarticulado una red internacional de tráfico ilegal de personas que se dedicaba a enviar de España al Reino Unido a ciudadanos chinos previo pago de una «tarifa plana» de 20.000 euros. En la operación han sido detenidas 155 personas, de las cuales seis fueron arrestadas en el aeropuerto de Alicante-Elche, una de las instalaciones usadas por la red. La mayoría de los arrestos, incluidos los de los cuatro cabecillas, se realizaron en Barcelona.

La organización captaba a víctimas en China y tras introducirlas en territorio Schengen eran alojadas en «pisos patera» de la provincia de Barcelona, donde esperaban mientras se obtenían sus pasaportes falsos.

La investigación se inició hace cerca de tres años en el aeropuerto del Prat de Llobregat tras detectar una considerable aumento de ciudadanos chinos que pretendían volar al Reino Unido con documentación falsa que fue detectada en los controles. La Policía examinó los pasaportes y comprobó que podrían proceder del mismo falsificador y que podría tratarse de una red de inmigración ilegal.

Las pesquisas fueron desgranando el operativo de la red y la Policía logró incluso que cinco ciudadanos chinos declarasen contra la organización bajo el amparo de la figura del testigo protegido. Así descubrieron que la red captaba a sus víctimas en China y les prometían llegar hasta Reino Unido o Irlanda a cambio de una «tarifa plana» de 20.000 euros por persona. Ese dinero incluía todos los pasaportes necesarios para llegar ilícitamente a su destino y la colaboración de miembros de la red para el cruce de fronteras.

Los pasaportes era falsificados en China y los enviaban a España cada semana a través de empresas de mensajería y paquetería. Una vez en su poder, la organización adquiría billetes de avión en compañías «low cost» el mismo día de vuelo para dificultar la acción policial.

La red desmantelada tenía un carácter extremadamente hermético, estructurado y jerarquizado, contando con miembros que operaban tanto en España como en terceros países.

Contaban con «pasadores» para acompañar, guiar y controlar a los migrantes al objeto de minimizar los riesgos de ser detectados. También había «maestros» que les instruían para poder pasar los controles fronterizos sin despertar sospechas, llegando a entregarles unas fichas con las frases en inglés más habituales que les podrían preguntar.

La Policía realizó dos registros en Santa Coloma de Gramanet y uno en Badalona, donde detuvieron a los cuatro máximos responsables. En la operación interviniero medios informáticos, móviles, numerodocumentos de identidad falsificados, 11.250 euros y 16.000 yuanes en metálico y dos sellos artesanales para simular estampas de entrada en el espacio Schengen.

Además detuvieron a 111 personas en el Prat de Llobregat (Barcelona), 19 en el Aeropuerto de Adolfo Suárez de Madrid-Barajas, 6 en Alicante, 5 en Ibiza, 3 en La Línea de la Concepción (Cádiz), 2 en Avilés (Asturias), 2 en Bilbao, 2 en Castellón y 1 en Málaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine