26 de febrero de 2018
26.02.2018

Desmantelan cuatro "narcopisos" en la zona norte de Alicante

La Policía Nacional detiene a 23 personas al desmantelar 4 puntos de venta y consumo de droga habilitados en viviendas de la zona norte

26.02.2018 | 14:28
Desmantelan cuatro "narcopisos" en la zona norte de Alicante

La Policía Nacional de Alicante ha detenido a 23 personas al desmantelar cuatro puntos de venta y consumo de drogas que son conocidos en medios policiales como «narcopisos» o «franquicias de la droga» y estaban en cuatro viviendas de la zona norte que contaban con fuertes medidas de seguridad y cámaras de vídeovigilancia para controlar la llegada de las Fuerzas de Seguridad. Los «narcopisos» desmantelados eran tres viviendas particulares y otra ocupada, casas en las que habían habilitado salas ilegales de consumo para que los compradores de cocaína y heroína pudieran ingerirla allí mismo, eludiendo así el riesgo de que la Policía les requisara las dosis en los controles que realizan habitualmente.

La operación realizada por el Grupo de Investigación de la Comisaría de Distrito Norte de Alicante, cuyos agentes han contado con la colaboración de efectivos de la Brigada de Seguridad Ciudadana, se ha saldado, además de las detenciones, con la incautación de una pistola, un revólver con su munición, dos katanas, una defensa extensible, un spray de defensa, cinco balanzas de precisión, medio millar de dosis de estupefacientes (40 gramos de cocaína y 10 gramos de heroína) y dinero de la venta de droga. En una de las casas provocaron un incendio durante el fin de semana.

Los 23 detenidos –varios de ellos defendidos por los abogados Aitor Esteban Gallastegui, Moisés Candela Sabater, Santiago Candela Rovira y Nadia Harrak Amiri– se encuentran ya en libertad provisional. Quince fueron liberados en dependencias policiales tras prestar declaración el pasado fin de semana y los otros ocho ayer por la mañana tras pasar a disposición del juzgado de guardia de Alicante. Los detenidos son 6 mujeres y 17 hombres de entre 32 y 51 años.

Las pesquisas se iniciaron hace unos dos meses cuando la Policía tuvo conocimiento de la existencia de varias viviendas que estaban siendo utilizadas como salas ilegales de consumo y venta de sustancias estupefacientes. Los agentes comprobaron que había casas alquiladas por toxicómanos donde los consumidores acudían para comprar y consumir cocaína y heroína.

Altas medidas de seguridad

Durante la investigación la Policía también constató las elevadas medidas de seguridad de los responsables. Así, contaban con dos cámaras de vídeovigilancia instaladas en el exterior de las viviendas para controlar la llegada de la Policía. El sistema lo controlaban desde una de las viviendas durante las 24 horas del día y a través de una red wifi visualizaban los cuatro domicilios.

Además de las cámaras, cada vivienda contaba con una cancela metálica y dos puertas de hierro. De hecho, acudieron varios bomberos para abrir con la ayuda de radiales las puertas metálicas. Una de las puertas cuyos anclajes fueron forzados por los bomberos pesaba más de 200 kilos.

La Policía Nacional desmanteló los cuatro «narcopisos» el pasado viernes y el día anterior los mismos agentes del Grupo de Investigación de la Comisaría de Distrito Norte desarticularon otro punto negro de venta de droga al menudeo en la misma zona. Los agentes detuvieron a tres personas y aprehendieron dos kilogramos de marihuana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook