10 de noviembre de 2017
10.11.2017

La Unidad Canina interviene 200.000 euros a un pasajero de un bus en Alicante

Un joven afirma que el dinero procedía de los ahorros de los propietarios de un bar de Francia

10.11.2017 | 16:07
El perro de la unidad canina junto al dinero intervenido

Un francés de 27 años que viajaba en un autobús de la línea Barcelona-Marbella (Málaga) ha sido detenido en la estación de Alicante al descubrirse que llevaba ocultos en una maleta más de 200.000 euros distribuidos en paquetes sin justificar su origen.

Según la policía local alicantina, al hombre se le imputa un supuesto delito de blanqueo de capitales después hallar el dinero escondido y repartido en 25 paquetes dentro de una bolsa de rafia, gracias a uno de los perros de la unidad canina del cuerpo.

El animal 'marcó' una de las maletas en un control aleatorio y los agentes preguntaron a bordo del autobús por el dueño, sin que en un primer momento apareciera, por lo cual se hizo bajar a todos los pasajeros hasta identificar al propietario.

Los policías le acompañaron para inspeccionar las pertenencias y encontraron el dinero (que además desprendía un fuerte olor a un producto químico).

La intervención fue realizada sobre las nueve y media de la mañana durante uno de los controles que realiza la Unidad Canina en la estación de autobuses de Alicante. Dos agentes con sus perros estaban peinando los andenes en un control preventivo de tráfico de drogas y al inspeccionar la bodega del autobús procedente de Barcelona, que estaba haciendo una escala antes de seguir hacia Marbella, el perro «Xena» marcó una de las maletas.

Los policías locales subieron al autobús para localizar al dueño de la maleta, pero ninguno de los pasajeros asumió su propiedad. Por ello, hicieron bajar a todos los pasajeros y al final localizaron al dueño. Era un joven francés que fue identificado para inspeccionar su maleta ante la sospecha de que pudiera transportar droga, pero se llevaron toda una sorpresa. En el interior había una bolsa de rafia con 25 paquetes con billetes. El propio pasajero les dijo a los agentes que contenía 200.000 euros pero no justificó su origen. El dinero desprendía un fuerte olor a algún producto químico.

La Policía Local le intervino el dinero y le detuvo por blanqueo de capitales, aunque una vez en comisaría quedó libre tras declarar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine