03 de mayo de 2017
03.05.2017

Suspenden la pena al hombre que arrancó a su pareja 'piercings' en la vagina

El reo no podrá cometer otros delitos, ni aproximarse o comunicarse con la víctima. Si lo incumple irá a prisión

03.05.2017 | 17:10

La Audiencia de Alicante ha suspendido la ejecución de la condena de dos años de prisión impuesta a un hombre que arrancó a su pareja con unos alicates los 'piercings' que ésta llevaba en la vagina.

Así se recoge en la sentencia que valida el acuerdo al que llegaron la fiscalía, la defensa del sospechoso y la acusación particular durante el juicio celebrado el pasado 25 de abril.

La sección primera de la Audiencia alicantina, especializada en violencia machista, ha suspendido la pena durante tres años porque el reo "carece de antecedentes", tras valorar los seis meses que permaneció en prisión preventiva por estos hechos y "la conducta que se sanciona".

En ese periodo, Vicktors C. no podrá cometer otros delitos, ni aproximarse o comunicarse con la víctima, ni podrá residir en la localidad alicantina de Callosa de Segura, donde ella tiene su domicilio, y habrá de acudir a programas para reeducación de maltratadores.

Si incumple alguna de estas condiciones, el beneficio de la suspensión podría ser revocado automáticamente y tendría que ingresar en la cárcel.

Vicktors C. mantuvo durante más de veinte años una relación sentimental con la perjudicada y, desde que comenzó a vivir con ella, la maltrató con asiduidad "con ánimo de menoscabar su integridad física y psíquica", según la resolución judicial.

Solía empujarla y abofetearla mientras le decía "hija de puta, idiota, fea, gorda", y otras veces le amenazaba de muerte gritándole "te mato o mejor te dejo inválida para destrozarte la vida", mientras esgrimía "cuchillos o alicates de punta".

Entre el 21 y el 22 de febrero de 2015, la pareja se enzarzó en una discusión después de que él le acusara de mantener relaciones sexuales con un vecino.

Victktors C. dejó inconsciente a su compañera tras pegarle varios puñetazos y, a continuación, le arrancó con unos alicates los 'piercings' que llevaba en el labio menor izquierdo de sus genitales.

La agredida se despertó de madrugada y se fue a casa de unos amigos, aunque regresó al domicilio común esa misma tarde, donde volvió a ser golpeada por su compañero antes de lograr escapar.

La Audiencia de Alicante ha impuesto al procesado seis meses de prisión por un delito de maltrato habitual, así como sendas condenas de nueve meses por dos delitos de lesiones y siete años de alejamiento.

La víctima no será indemnizada porque renunció a ello en su día, a pesar de que padece un trastorno de estrés postraumático.

Un informe forense incluido en la sentencia refleja que la mujer ha llegado a minimizar y justificar las agresiones, cuando no a culparse a sí misma de ellas, debido a su "elevada dependencia emocional" del agresor y a una baja percepción de "la gravedad y peligosidad existente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído