28 de abril de 2017
28.04.2017

Cae un grupo acusado de 18 robos en Alicante y en otras tres provincias

La Guardia Civil de Cuenca arresta a un hombre e investiga a 3 por asaltos a casas y establecimientos

27.04.2017 | 22:23
Material intervenido a los implicados.

La Guardia Civil de Cuenca ha detenido a una persona e investiga a otras tres en la operación «Ludum», en la que ha desarticulado un grupo criminal que robaba en domicilios, establecimientos hosteleros y explotaciones agrícolas. La Guardia Civil atribuye al grupo 18 robos en Cuenca, Albacete, Ciudad Real y Alicante.

El detenido es un varón de 28 años de edad y los investigados otros tres hombres, de 25, 27 y 29 años. Los cuatro son de nacionalidad rumana y ya poseían numerosos antecedentes por robo, según informó ayer en una nota de prensa la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha.

La operación ha sido desarrollada por el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de San Clemente (Cuenca) y por agentes de la compañía de Motilla del Palancar (Cuenca), que atribuyen a detenido e investigados nueve robos en establecimientos hosteleros, siete en domicilios y otros dos en explotaciones agrícolas.

La investigación se inició a raíz de un robo con fuerza en las cosas cometido a principios del pasado mes de enero en una vivienda con sus moradores dentro en una localidad manchega de la provincia de Cuenca. Pocos días después, volvieron a producirse hechos similares en establecimientos hosteleros en la misma zona que la Guardia Civil atribuyó al mismo grupo, que alquilaba vehículos en empresas que no exigían tarjeta de crédito ni ninguna otra garantía, a las que pagaban en efectivo por el periodo de alquiler del vehículo.

El grupo actuaba de noche y podía recorrer hasta 500 kilómetros para elegir el lugar hasta el que habría de desplazarse para cometer el delito.

Cuando lo elegían, pernoctaban en el interior del vehículo en zonas apartadas de las poblaciones, para obtener información durante el día siguiente, al que accedían en horario de apertura, si era un establecimiento público, para ubicar los sistemas de seguridad. Después, en la madrugada procedían a robar en los lugares previamente seleccionados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook