07 de marzo de 2017
07.03.2017

Detenidos los padres de una niña de 2 años hospitalizada por ingerir cocaína

El Hospital General de Alicante detectó la droga en la sangre de la menor tras ingresar con mareos, ataques de pánico y parálisis de extremidades

06.03.2017 | 22:04
Una policía durante el registro de la vivienda de la pareja.

El juzgado deja en libertad a la pareja arrestada por la Policía pero acuerda el alejamiento de la hija.

La Policía Nacional detuvo el pasado viernes a los padres de una niña de dos años a la que se detectó cocaína en la sangre en el Hospital General de Alicante y ayer quedó en libertad provisional la pareja, de 38 y 40 años. No obstante, el juzgado de guardia acordó el alejamiento de la menor, que llegó al centro hospitalario con mareos y ataques de pánico, así como parálisis en las extremidades.

Los detenidos han sido acusados por la Policía de un delito de abandono temporal de menor y tras su arresto han negado cualquier implicación en la probable ingestión accidental de cocaína por parte de la niña.

La pareja ha admitido que consume cocaína y en su descargo han alegado que podría ser culpa de un hermanastro de la niña de 2 años, que tiene 13 años y es hijo del varón arrestado, según fuentes cercanas a la investigación policial. Sin embargo, la Policía ha descartado esta posibilidad y señala a un posible descuido o negligencia los padres la intoxicación de la menor.

Las alarmas saltaron el pasado viernes por la tarde cuando la Policía Nacional fue informada del ingreso en el Hospital General de Alicante de una menor de dos años sobre la que existían sospechas de malos tratos. De inmediato se desplazaron al Hospital General de Alicante agentes de la Unidad de atención a la Familia y Mujer (Ufam) de la Comisaría Provincial de Alicante. Los investigadores se personaron en el área de Pediatría del Hospital General y allí fueron informado del estado de salud de la menor, la cual había ingresado con ataques de pánico, mareos e incluso con parálisis de extremidades, según fuentes policiales.

Análisis de toxicología

En el centro hospitalario se realizaron análisis clínicos de toxicología y los resultados desvelaron la presencia de cocaína en la sangre de la menor.

Tras conocer que la niña había ingerido cocaína la Policía Nacional procedió a la detención de los progenitores por un delito de abandono temporal de menor al no cumplir los deberes inherentes a la patria potestad y la protección mínima exigible en el cuidado de su hija.

Una vez fue detenida la pareja la Policía procedió a realizar un registro en el domicilio donde residen. En la inspección los agentes no localizaron restos de sustancias estupefacientes, aunque al padre se le intervino en dependencias policiales una dosis de cocaína.

Por ello, los investigadores sospechan que «la menor pudo tener acceso a la cocaína que sus padres consumían», según indica la Comisaría Provincial en un comunicado.

Calabozos

La pareja ha permanecido recluida todo el fin de semana en los calabozos de la Comisaría Provincial y ayer fue puesta a disposición del juzgado de guardia. Los padres negaron haber suministrado droga a la niña o que hubiera cocaína al alcance de la menor de tal forma que la ingiriera de forma accidental.

La niña de dos años evoluciona favorablemente en el Hospital General y ayer seguía ingresada. Servicios Sociales de la Generalitat se hará cargo de ella una vez reciba el alta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook