28 de diciembre de 2012
28.12.2012

Los desahucios crecen en Alicante un 26% en un año y dejan sin casa a más de 4.000 familias

Las comisiones de los juzgados reciben la orden de efectuar más desalojos al día pese al anuncio de los jueces de paralizar los procedimientos

28.12.2012 | 01:00

El número de desahucios en la provincia de Alicante ha batido su record y ya son más de 4.000 los procedimientos judiciales que han acabado dejando sin hogar a miles de familias. El número de desahucios registrados en los juzgados de Primera Instancia de Alicante durante los tres primeros trimestres de 2012 llegó a los 4.310, según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) publicados ayer, lo que supone un aumento del 26,6% respecto al mismo periodo del año anterior.
Aunque en términos absolutos el dato del último trimestre es menor respecto al trimestre anterior -se pasa de 1.669 a 1.094, un descenso que suele ser habitual ya que el trimestre de verano se efectúan menos desahucios-, en general la suma de este año ha supuesto un varapalo para numerosos propietarios o inquilinos que han visto cómo han tenido que abandonar sus viviendas o locales tras la orden de desalojo que pone fin a la ocupación. Si el año pasado se llevaron a cabo 3.487 desahucios en la provincia durante los tres primeros trimestres del año, a estas alturas los juzgados ya han realizado más de 4.300.
Aunque la mayoría de estos datos hacen referencia a lanzamientos por impago de la hipoteca o el alquiler, también se incluyen los impagos de locales comerciales, plazas de garaje o trasteros.
En toda la Comunidad Valenciana a lo largo del tercer trimestre se realizaron hasta 19.314 procedimientos. Esta cifra es sensiblemente inferior a la registrada en el primer y segundo trimestre del año, cuando se registraron 28.135 y 29.275 desahucios, respectivamente. El mayor número de estos procedimientos registrados entre julio y septiembre se localizó en el tercer trimestre en Cataluña (4.732), seguida de Andalucía (2.887), Madrid (2.622), la Comunidad Valenciana (2.548), datos que sitúan a esta última como la tercera de España en llevar a cabo estos procesos.
También puede observarse un aumento del número de ejecuciones hipotecarias en la provincia de Alicante, es decir, el paso previo al desalojo de la vivienda en el que el banco asume como suya la propiedad del deudor. En 2011, durante los tres primeros meses del año se llevaron a cabo 4.507 ejecuciones hipotecarias, mientras que en el mismo periodo del año anterior se realizaron 4.507, lo que supone un aumento del 15,4%. Este dato estuvo cayendo poco a poco hasta el segundo trimestre de 2012, cuando empezó de nuevo a repuntar ligeramente y cuya consecuencia final suele ser el desalojo.
Los efectos de la crisis económica también se han dejado ver en los concursos de acreedores, que a lo largo del primer trimestre de 2012 fueron 303, mientras que en el mismo periodo del año anterior fueron 202, lo que supone un aumento del 50% según los datos del CGPJ publicados ayer.

Más carga de trabajo
El anuncio de los jueces de Alicante informando de que iban a detener los desahucios no se ha notado mucho entre las comisiones judiciales que se encargan de materializar estos procedimientos. Desde septiembre, estas comisiones tienen orden de multiplicar su trabajo, y han pasado de hacer cuatro desahucios al día por comisión a llevar a cabo seis diarios. De hecho, un cartel emitido por el Decanato del Palacio de Justicia de Alicante y que está colgado en la puerta de los servicios judiciales que se encargan de estos procedimientos especifica que hay que elevar el número de desahucios y que cada comisión judicial pase de hacer cuatro al día a seis. "Lo cierto es que aquí hemos recibido órdenes de aumentar el número de desahucios y no notamos que se esté parando nada", indican desde el Servicio Común de Notificaciones y Embargos. La medida judicial para parar los desahucios es de octubre y, los cierto, es que las comisiones judiciales tienen mucho atrasado.
Los jueces de Alicante acordaron en noviembre paralizar los desahucios y cuya práctica se anunció que se iba a poner en marcha de inmediato. Los magistrados alicantinos permitirían a los afectados acogerse a la Ley de Medidas Urgentes para Reforzar la Protección de los Deudores hipotecarios. El hipotecado al que ya se le ha presentado la demanda de desahucio, una vez exprese su deseo de acogerse a esta nueva ley -siempre que cumpla las condiciones para ello- puede pedir que su procedimiento se lleve por la nueva normativa. En cuanto a las nuevas ejecuciones hipotecarias, la notificación judicial de desalojo ya debería ir acompañada del decreto que les permite sumarse a este beneficio.

A la búsqueda de una negociación
Miembros del colectivo Stop Desahucios de Alicante - PAH tienen previsto realizar hoy una protesta a las 12.00 horas en la entidad SabadellCAM del Barrio Virgen del Remedio, concretamente en la Plaza de Argel. El motivo de la movilización son tres familias que van a ser desahuciadas por dicha entidad por no poder hacer frente a los pagos y que, junto a la Plataforma Stop Desahucios, han tratado de negociar con el banco una solución para ellos. Sin embargo, la dirección de dicha oficina bancaria se ha negado en rotundo a tratar de llegar a un acuerdo con los clientes. El colectivo Stop Desahucios pretende para los afectados una solución que pase por la dación en pago de la vivienda y un alquiler social en función de la renta. s. ll.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine