09 de mayo de 2020
09.05.2020
Información
Testimonio

"Había una presión tremenda y 200 trabajadores dispuestos a colaborar a cambio de nada"

Juan Pablo Ayuso, ingeniero de ACCIONA, ha participado como voluntario en la ejecución de la canalización de gases medicinales en los hangares de Ifema

09.05.2020 | 09:49
El ingeniero Juan Pablo Ayuso, a pie de obra.

A Juan Pablo Ayuso no le asustan los retos. Este ingeniero de 51 años, Gerente de Proyectos en el Área de Construcción de ACCIONA, y que acumula cerca de 30 años de experiencia en la coordinación y ejecución de instalaciones en grandes obras como hospitales y aeropuertos, se crece ante los desafíos. Y jamás se había visto ante uno de esta envergadura: llevar a cabo una misión que en condiciones normales supone dos años de trabajo, en el plazo límite de una semana.

A mediados de marzo ACCIONA, una compañía profundamente solidaria y comprometida que promueve el voluntariado social entre sus empleados, le propuso la oportunidad de participar como voluntario en la ejecución de la canalización de gases medicinales en los hangares de Ifema. Una tarea imprescindible para convertirlos en un gran hospital de emergencia. No tuvo ni que pensárselo. "Trabajar en equipo en la gestión y supervisión de proyectos sobre el terreno, afrontando retos complicados es lo que más me ha motivado siempre y en este caso todavía más por tratarse de una actuación que te hace sentirte mucho más útil para la sociedad. Hacer lo posible para habilitar cuanto antes las instalaciones de Ifema ha sido mi forma de contribuir a la lucha contra la pandemia", explica Juan Pablo.

Su labor ha consistido en coordinar y supervisar el montaje de una parte significativa de la instalación para hacer llegar a cada cama de los pabellones 7 y 9 los suministros de oxígeno, aire medicinal y vacío. El objetivo era tener operativa la instalación en el tiempo récord de una semana, de forma que el hospital pudiera entrar en funcionamiento de forma inmediata. No había tiempo que perder. El día 22 de marzo, con los primeros pacientes de covid-19 llegando ya al pabellón 5, empezó a movilizar a las empresas colaboradoras habituales para conseguir la enorme cantidad de mano de obra y materiales que requiere un hospital de más de 1.000 camas. Un día después empezaban los trabajos a pie de obra. "El ambiente era absolutamente impresionante, con una presión tremenda –recuerda Juan Pablo–. Alrededor de 200 operarios de diversas empresas, grandes, pequeñas, medianas, autónomos y parados estaban allí dispuestos a trabajar, la mayoría de ellos de forma totalmente altruista, dispuestos a colaborar a cambio de nada. Nunca he visto nada igual. El espíritu de solidaridad de todas las empresas y trabajadores fue realmente muy bonito".

La clave para el éxito de su misión consistió en saber reaccionar desde el minuto uno, tirando de toda su experiencia en la coordinación de grandes proyectos hospitalarios y poniendo a prueba todas sus habilidades para organizar el espacio y a todo el personal, formar equipos especializados en distintas tareas (soldadores, ensambladores de piezas, almaceneros, repartidores de material, transportistas...) y dirigir los trabajos en jornadas maratonianas de hasta 26 horas de trabajo ininterrumpido, con equipos de relevo. Juan Pablo rememora la experiencia como una semana de trabajo tremendamente exigente, con mucho desgaste físico y con la dificultad añadida de tener que tomar, además, todas las precauciones sanitarias necesarias para evitar los contagios. "Puedo decir que mi experiencia pese a los nervios, la tensión y el agotamiento ha sido totalmente gratificante y solo puedo dar las gracias a ACCIONA por darme la oportunidad e colaborar y solidarizarme con toda la gente que está sufriendo por esta enfermedad. Emplear mi mis conocimientos y mi experiencia es lo menos que podía hacer", concluye Juan Pablo Ayuso.

Comprometidos: Una compañía solidaria

ACCIONA está colaborando con más de 75 instituciones públicas y privadas en todo el mundo y se ha puesto a disposición de las administraciones y ONG para ofrecer soluciones que contribuyan a mitigar el impacto del virus y del confinamiento. La compañía está coordinando la reconversión temporal de parte de su maquinaria, equipos, personal y capacidad logística para llevar a cabo más de una veintena de iniciativas de lucha contra la covid-19. Así, por ejemplo, voluntarios de ACCIONA han empleado las furgonetas del servicio de movilidad de la compañía para entregar diariamente, a domicilio, la medicación de 200 enfermos crónicos vinculados al Hospital Ramón y Cajal y 10 residencias de ancianos en colaboración con el Hospital Infanta Sofía.

ACCIONA también ha donado mascarillas al Cuerpo Nacional de Policía, al Hospital San Francisco de Asís de Madrid y a las Hermanitas de los Pobres de Madrid (a quienes, además, dispensa diariamente bolsas de alimentos) y a la Consejería de Sanidad de Aragón, y colabora con el Consorcio de Transportes de Zaragoza. También ofrece a las pymes a las que suministra energía renovable un aplazamiento de las cuotas hasta el segundo semestre del año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook