25 de noviembre de 2019
25.11.2019

Cuatro mentiras sobre la lucha de la violencia contra la mujer

La fiscal Susana Gisbert y el juez Joaquim Bosch desarman los bulos de las denuncias falsas, explican si un hombre y una mujer reciben la misma pena por un mismo delito y el concepto de 'violencia intrafamiliar'

25.11.2019 | 17:33
Jóvenes en una concentración el Día contra la Violencia Machista

La ley integral contra la violencia de género. «En 2004, cuando se aprobó la ley, 94 mujeres fueron asesinadas. La cifra se redujo a 44 en 2018» (S. Gisbert)

Una ley necesaria
El año en el que se aprobó la ley orgánica de medidas de protección integral contra la violencia de género, 2004, un total de 94 mujeres fueron asesinadas. El año pasado, la cifra se redujo a 44, menos de la mitad. La fiscal Susana Gisbert destaca esta reducción a la hora de valorar la propuesta electoral de un partido de derogar esta norma. Para el juez Joaquim Bosch, desandar lo andado con la ley sería «una reacción del machismo organizado por los avances en materia de igualdad». Bosch añade que en 2018 han sido condenados cerca de 30.000 hombres. Un total de 250.000 desde que hay registros. Entre estos penados y su entorno «se generan actitudes en contra de la ley y, lo peor, es que eso se utiliza de manera partidista para buscar rentabilidad electoral», resalta Bosch.

Denuncias falsas. «En quince años de juez he tramitado 7 casos» (J. Bosch)

Un bulo sin base real
La Fiscalía abrió 14 investigaciones por supuestas denuncias falsas durante 2018, el 0,0083% de las 166.961 denuncias que se presentaron el pasado año. Unas cifras oficiales que desmienten este bulo extendido sin justificación real en los datos oficiales. «Se olvida que la denuncia falsa es un delito y es muy fácil computarla. En mi carrera como juez sólo he tramitado siete casos por denuncias falsas de mujeres en quince años. Sin embargo el último mes he visto veinte causas por denuncias falsas en los seguros», señala el magistrado Joaquim Bosch, que advierte del peligro sobre esta falsa información.

«Criminaliza y hace que no se denuncie porque las víctimas acaban por no creer en el sistema judicial», incide el juez. La Fiscal Gisbert también recuerda el elevado número de denuncias falsas en los seguros «y nadie se plantea derogar una ley. Es como dudar de las estadísticas oficiales de fallecidos en la carretera. ¿A alguien le entra en la cabeza?». Gisbert también advierte que esta polémica «desvía el foco del problema: las mujeres asesinadas».

¿Asimetría penal?. «Un hombre y una mujer reciben la misma pena por un mismo delito»

No es cierto que la ley contra la violencia de género imponga penas más graves a los hombres
«La asimetría penal es una cuestión a reflexionar, abierta en el ámbito penal. Aunque en realidad tiene poca importancia numérica. En la mayoría de los delitos la pena es equivalente para un hombre que para una mujer», defiende el juez Joaquim Bosch. Para la fiscal Susana Gisbert «tiene que quedar bien claro que cuando un hombre mata a una mujer tiene la misma pena que cuando una mujer mata a un hombre». O incluso superior, como sucede en el crimen del ingeniero de Novelda, asesinado por el amante de su mujer, Maje. Sólo existe una «pequeña diferencia en el delito de amenazas» una agravante que impone la ley contra el maltrato a la mujer «igual que es más grave agredir a un funcionario o que un delito sea cometido por un político o funcionario».

Violencia de género e intrafamiliar. «La violencia sí tiene sexo: los hombres cometen la mayoría de los delitos y son el 92% de la población reclusa»

El peligro de invisibilizar la violencia de género
«El discurso de la extrema derecha es muy peligroso porque busca volver atrás e invisibilizar la violencia de género. Quieren eliminar el concepto de violencia de género e introducirlo en el de 'violencia intrafamiliar', pero son problemas diferentes con causas diferentes», asegura el magistrado Joaquim Bosch. Y recuerda que, «del conjunto de la violencia en el ámbito familiar, el 85% de los delitos son agresiones de hombres a mujeres y el 15% restante sería de agresiones entre hermanos, hijos contra padres, etc...». «Pretender que el delito minoritario lo englobe todo es muy peligroso y el primer paso para acabar con las medidas contra la violencia de género», abunda.

Por último, cabe recordar que en ningún tipo delictivo las mujeres superan, ni siquiera se acercan, a los datos de los hombres en acusados por delitos de homicidio, lesiones, contra la libertad sexual, contra las relaciones familiares, contra el patrimonio, la salud pública o la seguridad vial, según recoge el informe de impacto de género del proyecto de presupuestos de la Generalitat de 2020. El mismo informe también destaca el hecho de que alrededor del 92% de la población reclusa son hombres, frente al 8% de mujeres, tanto en la Comunidad Valenciana como en España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook