11 de noviembre de 2019
11.11.2019

Se cumplen 40 años del Caso Manises, la mayor experiencia ovni en España

"Tenemos señal de luces rojas a unas tres millas de nuestra posición", alertó el piloto del avión que sobrevolaba el espacio entre Ibiza y Alicante. La nave puso en jaque al avión, que tuvo que aterrizar en Valencia, y a un caza del Ejército que logró localizar y seguir al "objeto"

11.11.2019 | 14:01
Se cumplen 40 años del Caso Manises, la mayor experiencia ovni en España

El Caso Manises está considerado el suceso más relevante en la historia de la ufología española. La noche de 11 de noviembre de 1979 el vuelo JK-297 de la ya desaparecida compañia TAE, un Supercaravelle con 109 pasajeros a bordo, tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Manises tras detectar que estaba siendo seguido por un ovni. El avión cubría la ruta Palma de Mallorca-Tenerife, pero en la zona aérea entre Ibiza y Alicante se produjo este misterioso avistamiento. El piloto del vuelo Francisco Javier Lerdó de Tejada, con mas de 14 años de experiencia, observó en torno a las once de la noche, unas luces rojas que se aproximaban peligrosamente al avión.

"Tenemos señal de luces rojas a unas tres millas de nuestra posición". Inquieto, alertó de lo que estaba sucediendo al centro de control aéreo de Barcelona, pero en la programación de vuelos no tenían ninguna información de tráfico en esa ruta. Solo el vuelo JK-297 cubría la zona entre Ibiza y Alicante en aquel momento.

Puedes escuchar en el vídeo la conversación real entre el piloto y el centro de control. Cinco minutos de auténtica tensión.

"Este tráfico asciende mucho más rápido que nosotros y cada vez está más cerca", comunicó el piloto. Lerdó de Tejada intentó esquivar el "tráfico" que le seguía, y ante la imposibilidad de hacerlo y la peligrosidad de la situación, decidió realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Valencia. En el audio de las comunicaciones escuchamos al piloto pedir permiso para aterrizar en Manises. Tal como se escucha en la grabación, desde torre de control le preguntan si consideraba oportuno enviar a un interceptor de Defensa para perseguir al OVNI. El piloto contesta que sí y desde la base de Los Llanos en Albacete despegó entonces un caza del Ejército. El capitán Fernando Cámara no tardó en encontrarse con esa gran luz roja, que permanecía estática sobre el aeropuerto de Manises. El caza militar pidió permiso para entrar en velocidad supersónica, pero en cuanto se acercó, la nave igualó su velocidad. Lo siguió hasta Zaragoza, y ahí abandonó la persecución. De regreso a Valencia, pidieron al piloto que sobrevolara la zona de Sagunto, donde también se veían unas luces extrañas. El piloto aseguró que se trataba de unas luces muy diferentes, en este caso blancas, aunque afirmó que producían las mismas interferencias. De la descripción que el piloto ofrece se trata de una nave muy rápida con luces rojas. Una nave que no intercepta ningún radar del centro de control.

El llamado Caso Manises ha tenido a lo largo de los años un gran impacto mediático. Fue motivo de la primera interpelación parlamentaria en la política española a causa de un incidente OVNI. En aquella ocasión, por parte del diputado socialista Enrique Múgica al Ministerio de Defensa. Son muchas las explicaciones que se han dado, incluso que las luces podían provenir de las chimeneas de un refinería en Cartagena. Lo cierto es que a día de hoy, el caso sigue abierto y sin explicación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook