30 de octubre de 2019
30.10.2019
Conocimiento

El legado de los Novatores sube a la red

La Fundación Mapfre y la Fundación Ignacio Larramendi presenta una biblioteca virtual dedicada a los pensadores españoles que abrieron paso a la razón ilustrada

30.10.2019 | 22:32
De izquierda a derecha, José Javier Etayo, miembro de la Real Academia de Doctores, Antonio Huertas, Antonio Vascones, Luis Hernando Larramendi y Xavier Agenjo.

El salto del Siglo XVII al XVIII fue quizá la encrucijada histórica más importante de la Historia de España. Además de enfrentarse al cambio de dinastía de los Austrias a los Borbones, España se encontraba ya en franca decadencia militar, política y social por lo que necesitaba reinventarse a sí misma para encarar el nuevo siglo, conocido más adelante como el Siglo de las Luces o de la Ilustración.

Los cambios científicos, culturales y filosóficos, que se encarnarían más adelante en la Ilustración, tuvieron un precedente de raíz hispana y portuguesa conocido como los Novatores. Estos preilustrados trataron de modernizar el viejo Estado de los Austrias de la mano de Felipe V y sus sucesores introduciendo innovaciones y nuevos descubrimientos científicos que en buena medida desanquilosaron las viejas estructuras.

Su labor fue retomada a partir de 1750 por los ilustrados, cuyos nombres, como Jovellanos o Campomanes, han pasado a la Historia y a los libros de texto mientras que los de sus predecesores novatores como Goyeneche, Francisco Gutiérrez de los Ríos o Manuel Martí apenas han recibido notoriedad por sus innovaciones. Los novatores se caracterizaron por un interés protoilustrado por las novedades científicas en oposición al escolasticismo tomista vigente en España, utilizando el empirismo y el racionalismo.

Buscaban tanto el rigor metodológico como la claridad expositiva y por ello publicaron sus obras en castellano y portugués y no en los entonces eruditos latín o griego. Conscientes del atraso científico de España y de la deficiencias de la intelectualidad española respecto a las grandes corrientes de pensamiento europeo, los Novatores intentaron trataron de extender sus ideas al margen de los cauces institucionales habituales como eran las Universidades, íntimamente unidas a la Iglesia y, de su mano, al escolasticismo.

Para paliar este desconocimiento, la Fundación Mapfre y la Fundación Ignacio Larramendi, presentaron ayer la Biblioteca Virtual de Novatores, incluida en la Biblioteca Virtual de Polígrafos, la biblioteca digital que reúne la obra digitalizada de pensadores españoles, hispanoamericanos, portugueses y brasileños en la web y que nació con el objetivo de difundir por los medios digitales la obra de estos pensadores españoles.

Además de digitalizar la obra de dichos autores, están incluidas en la Biblioteca monografías, tesis y todos tipo de publicaciones relacionadas con los mismos a lo largo de los años. La Biblioteca de Novatores se incardina dentro de la Biblioteca de Polígrafos de la que forman parte otras como la Biblioteca Virtual de la Escuela de Salamanca, la Biblioteca Virtual de la Antigua Escuela de Traductores de Toledo o la Biblioteca Virtual de Viajes Científicos Ilustrados, todas bajo el nexo común de aglutinar de forma histórica las "escuelas" de pensamiento más pujantes de raíz netamente española o, en su caso, portuguesa.

Participaron en el acto de presentación celebrado ayer en la Real Academia de Doctores de España de Madrid, su presidente, Antonio Bascones, Antonio Huertas, presidente de la Fundación Mapfre, Luis Hernando de Larramendi, y Xavier Agenjo, director de Proyectos de la Fundación Larramendi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook