22 de octubre de 2019
22.10.2019

Cómo hacer arroz con bogavante paso a paso

Este plato parece complicado de cocinar, pero siguiendo los pasos que te planteamos lograrás sorprender a tus comensales

22.10.2019 | 13:27
Cómo hacer arroz con bogavante paso a paso

¿A quién no le gusta el arroz con bogavante? Es un plato exquisito con el que conquistarás en tu mesa. Sigue estos sencillos pasos y a triunfar.

Ingrediente para hacer un arroz con bogavante:

  • Un bogavante vivo. Para cuatro personas es una cantidad justa. Se puede poner un segundo bogavante, aunque te aconsejamos añadir en su lugar gambas roja pelada. La gamba da mucho sabor y así no llenamos los platos de tanto cascarón. Las podemos comprar congeladas y de tamaño mediano para que no se encarezca la receta.
  • Tomate rallado
  • Arroz bomba
  • Cuatro dientes de ajo
  • Azafrán en hebra
  • Pimiento rojo
  • Cinco ñoras

Para hacer el fumet:

  • Huesos de rape
  • Morralla de pescado de roca y cangrejos
  • Cebolla
  • Tomate
  • Tres hojas de laurel


Para elaborar esta receta podemos utilizar una paellera o una cacerola baja. Te recomendamos la cacerola, ya que este arroz está mejor si tiene un poco de caldo, lo ideal es que salga meloso.

Bien, comenzamos. Lo primero será preparar en una olla grande el fumet. No utilices el caldo empaquetado, es una pena sacrificar un bogavante con este tipo de productos. Hacer un fumet es sencillo y el resultado no tiene na que ver con los del súper. Compra unos huesos de rape y morralla con pecado de roca y bastantes cangrejos, dan un sabor muy intenso. Coloca todo en la olla con una cebolla, un tomate y unas hojas de laurel. Usa agua embotellada para lograr mejor resultado. Deja unos 30 minutos hirviendo. Si ves una espuma sobre el agua, procura retirarla.

Mientras se hace el fumet de pescado puedes aprovechar para preparar el sofrito. El fuego también es muy importante. Es mejor utilizar gas, aunque hoy en día es complicado encontrar en las casas una cocina que no sea eléctrica. Puedes hacerlo también en la vitro, pero si vas a hacer más arroces es mejor que comprar un paellero portátil de gas, así te asegurarás un resultado perfecto.

En el recipiente donde vayas a cocinar el arroz, vierte aceite cubriendo toda la superficie. En ese aceite vamos a sofreír el bogavante. Puedes pedir a tu pescadero que te lo trocee, siempre que lo vayas a gastar en ese mismo día. Si no, hazlo tú mismo con una tabla de madera y un buen cuchillo. Retiras la cabeza con las pinzas, la partes en dos mitades y con la cola haces una especie de rodajas. Con pasarlo unos minutos es suficiente, así no se quedará seco. Retiras el bogavante y en el mismo aceite pones los ajos enteros, las ñoras (antes quítales la simiente) y unas láminas de pimiento rojo. Lo dejamos que se haga bien y lo retiramos. Después añadimos dos tomates maduros rallados y lo dejamos sofreír hasta que se consuma el jugo. El tomate no hace falta retirarlo.

Ya casi lo tenemos. Colamos el fumet para quitar el pescado y la verdura. Nos quedamos con el caldo en una olla y lo mantenemos caliente. Vamos a coger un poco de caldo y lo ponemos en un recipiente. Aquí añadimos perejil, los ajos y las ñoras. Pasamos la batidora de mano y esa mezcla la añadimos al resto de caldo. Fumet hecho.

En el paellero u olla donde tenemos el tomate añadimos el arroz. Dos puñados por comensal. Sofreímos el arroz y después añadimos lentamente el caldo. Como vamos a usar arroz bomba hay que aumentar un poco la cantidad de caldo que vamos a poner. Normalmente son dos vasos de agua por uno de arroz, en este caso un pelín más. Es mejor que vayas añadiendo poco a poco en lugar de echarlo todo de golpe.

El arroz tarda en cocerse unos 18 minutos. Lo dejaremos cocer diez y después añadimos el bogavante y las gambas. Las podemos añadir peladas o no, en incluso prescindir de ellas si no tenemos. Con el sabor del bogavante será suficiente. También añadimos el pimiento y unos hilos de azafrán. Es importante que el fuego está repartido y que no deje de hervir ninguna parte. Vamos probando el arroz para corregir de sal y comprobar que su cocción es correcta. Como vamos a dejarlo meloso es mejor cortar el fuego cuando todavía queda un poco de caldo y el grano no se ha terminado de cocer, así no se pasará. Lo dejamos reposar un par de minutos y listo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook