03 de septiembre de 2019
03.09.2019

La receta más fácil para hacer un bizcocho casero

Te contamos cómo hacer este dulce tan delicioso con ingredientes sencillos y en poco tiempo

03.09.2019 | 14:11
La receta más fácil para hacer un bizcocho casero

Esta receta te encantará porque se hace con ingredientes sencillos, no hace falta que andes pesando las cantidades. Vamos a utilizar el recipiente del mismo yogur como medida. Lo ideal que es sea de limón, ya que le da un sabor muy bueno, pero si no tenemos, también puede ser yogur natural y le añadimos un poco de ralladura de limón.


Los ingredientes que necesitamos son:

  • 1 yogur
  • Lo volcamos en un bol y el vasito lo utilizamos para las siguientes medidas.
  • Un vasito de aceite de girasol
  • Dos vasitos de azúcar
  • Tres vasitos de harina
  • Tres huevos
  • Un sobre de levadura en polvo (suelen tener 16 gramos)
  • Mantequilla para engrasar el molde que utilices


La mezcla se hace muy rápido, por ello antes de nada pon a calentar el horno a 180º para que esté listo al terminar de hacer la masa.

Batimos los huevos con el azúcar y cuando lo tengamos bien mezclado añadimos la levadura con la harina tamizada y el aceite. No necesitamos un tamizador, podemos arreglárnoslo con un colador grande que tenga los agujeros pequeños. Para que toda la mezcla quede homogénea y coja cuerpo utilizaremos una batidora eléctrica. Es importante que vayamos añadiendo un batiendo poco a poco.

Cuando tengamos la masa fina, ya verás como huele genial, la depositamos en el recipiente para horno que vayamos a utilizar.

Antes de verter el contenido debemos impregnar el recipiente con mantequilla para que se pueda desmoldar después.

Mantendremos el horno a 180º y lo horneamos durante 30-35 minutos. Dependerá de la potencia de tu horno, pero nunca abras la puerta antes de tiempo. Si pierde calor la levadura puede no levantar y el resultado será más apelmazado. Pasados 30 minutos, si vemos que por encima ha cogido color, lo que haremos será pincharlo con un tenedor. Si sale limpio significa que está hecho, si queda algún resto quiere decir que todavía no se ha cuajado suficiente.

Sácalo con cuidado del horno y espera un buen rato antes de desmoldar. No seas impaciente, porque se puede romper y además tampoco es recomendable tomarlo caliente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook