25 de julio de 2019
25.07.2019
Turismo

Los 5 pueblos de costa más bonitos de la Comunidad Valenciana

El clima y la belleza paisajística convierten a la autonomía en un destino obligado

25.07.2019 | 10:38
Las calles en pendiente de Altea son una joya de esta bonita localidad Ajuntament d'Altea.

La Comunidad Valenciana alberga una gran cantidad de pueblos de costa que esconden los tesoros de nuestro territorio. Muchos de ellos cuentan con rincones exquisitos donde olvidar las grandes ciudades, disfrutar de las playas, de la genial gastronomía valenciana y de todos sus atractivos. Son los pueblos de costa más bonitos de la Comunidad Valenciana, y así lo demuestran los miles de visitantes que reciben cada año.

A continuación, te desvelamos los cinco pueblos de costa más bonitos de la Comunidad Valenciana donde podrás disfrutar de tu verano:


La localidad de Peñíscola ofrece atractivos culturales y de ocio durante todo el año. Foto: A. Peñíscola

Peníscola

Al norte de Castelló, las aguas del Mediterráneo bañan en el municipio de Peníscola 15 playas y calas únicas. Desde la playa Basseta hasta la cala l'Aljub, enclaves en los que aislarse, refrescarse y disfrutar del clima característico de la Comunidad Valenciana.

Además del mar, en el pueblo del Papa Luna podrás adentrarte en sus paisajes naturales, como la rica Serra d'Irta o la Marjal de Peníscola. También la gastronomía, donde destaca la cocina marinera y sus arroces, es un importante atractivo de este pueblo castellonense.


Uno de los grandes atractivos de Xàbia son sus paradisiacas y recónditas playas.

Xàbia

Situado en la comarca alicantina de la Marina Alta, Xàbia ofrece unas de las calas más bonitas de la Comunidad. Playas como la Granadella o L'Arenal hacen los tesoros de este pueblo costero valenciano, donde aún quedan rincones vírgenes y menos frecuentados como la cala La Sardinera.

Además, su extensa costa está repleta de acantilados y miradores como Els Molins o la Punta del Castell donde poder disfrutar de los maravillosos paisajes.


Las calles de altea hacen de pasar por la localidad un placer para los sentidos

Altea

Altea es un pueblo costero de la Comunidad con mucho encanto. Las calles flanqueadas por sus casas blancas y que descienden hacia la costa hacen que los paseos por la localidad se conviertan en bonitas experiencias. No solo sus playas con bandera azul se convierten en atractivos, sino también sus rutas de las ermitas, o una excursión por los miradores del Portal Viejo o Santa Bárbara.

También, los deportes acuáticos como el snorkel se han convertido en actividades obligadas para los amantes del mar.


Las playas y sus impresionantes monumentos atraen a miles de turistas a esta localidad de La Safor. Foto: Aj. Gandia

Gandia

Es sin duda uno de los grandes atractivos turísticos valencianos. El contraste de las playas y el ocio nocturno y sus bonitos barrios hacen de este municipio costero valenciano una visita obligada. En la ciudad de los Borgia también podrás encontrar increíbles monumentos, como el Palacio Ducal o el Castillo de Bairén.

Gandia ofrece además gastronomía propia como la Fideuà de Gandia que junta lo mejor de los productos típicos valencianos.


El contraste del Desert de les Palmes con las maravillosas calas convierten Benicàssim en un lugar de ensueño Foto: Aj. Benicàssim

Benicàssim

Sin duda, Benicàssim es famosa por más que sus playas. Las familias de la burguesía valenciana dejaron en este pueblo costero de la Comunidad Valenciana grandes y bonitas villas, con un estilo arquitectónico que recuerda a los estilos del Cantábrico. Además, la oferta turística se completa con importantes festivales de música como el Festival Internacional de Benicàssim o el Rototom, que junto a las playas y la cercana naturaleza del Desert de les Palmes hacen el lugar perfecto para disfrutar de los meses de verano.

Sin duda, estas localidades forman algunos de los pueblos de costa más bonitos de la Comunidad Valenciana. Enclaves que con todos sus atractivos, hacen de la Comunidad el lugar idóneo para pasar tus vacaciones alejadas de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook