04 de junio de 2019
04.06.2019

La Policía estrena coches que leen 400 matrículas en un minuto

Los nuevos vehículos inteligentes permiten el intercambio de información a tiempo real

04.06.2019 | 19:08
Así son los nuevos coches inteligentes de la Policía Nacional

Dotados con tres cámaras, con sistema de lectura automática de documentación y capaces de chequear hasta 400 matrículas al minuto para detectar coches robados son algunas de las prestaciones de los nuevos coches de la Policía Nacional que comenzarán a patrullar las calles convertidos en comisarías móviles.

De momento, la flota de estos nuevos coches patrulla inteligentes y ecológicos (Toyota Prius+) está integrada por diez coches que en los próximos días se desplegarán en labores de seguridad ciudadana por València, Madrid, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Palma de Mallorca y Vigo (Pontevedra), aunque en 2020 serán otros 152, lo que supone cerca del 10 por ciento del total del parque automovilístico de los conocidos como vehículos Zeta de la Policía.
A estos nuevos Zeta, presentados por el director del cuerpo, Francisco Pardo, los han bautizado como i-zeta ya que, gracias a la tecnología que incorporan, son vehículos inteligentes que permiten el intercambio de información mediante el envío y recepción en tiempo real de mensajes, fotografías y vídeos.

Un salto "cualitativo" en el patrullaje policial, en palabras de Pardo, que ha explicado que el objetivo final es dedicar más tiempo a esa seguridad ciudadana sobre el terreno, pues los agentes no tendrán que volver a la comisaría a realizar muchos de los trámites que a diario les exige su labor en la calle.

Entre las nuevas funcionalidades que convierten a estos coches en oficinas móviles está el reconocimiento automático de matrículas, hasta 400 al minuto. Así, mientras el i-zeta rastrea en marcha las matrículas de otros coches que circulen junto a él o en sentido contrario, y sea de día o de noche, una consola central en el interior chequeará con la base de datos si esa matrícula es falsa o si ese coche ha sido robado.

Dentro de la guantera, un lector de huella dactilar permitirá la identificación al momento de una persona o consultar su DNI o pasaporte, unos trámites que hasta ahora solo podían realizarse en puestos fijos.

Los policías también podrán hacer consultas manuales con su carné profesional mediante la consola central que es una pantalla táctil de diez pulgadas o a través de un teclado externo en la zona del copiloto.

Los i-zeta cuentan además con tres cámaras, una de ellas en la parte trasera donde son trasladados los detenidos. Todo el sistema de captación de imágenes y sonido (el coche dispone también de una grabadora portátil conectada) será almacenada durante 30 días y solo podrá consultarse a requerimiento de la unidad de telecomunicaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook