08 de abril de 2019
08.04.2019

Esta es la cuna de una conocida marca que ha provocado la muerte de diez bebés

Piden a los consumidores que dejen de usar este producto

08.04.2019 | 19:33
Modelo de la cuna afectada.

La vigilancia en la seguridad de los productos que se comercializa es vital para las agencias de consumo dependientes de los órganos oficiales del gobierno. Especialmente, si se trata de productos para niños. Recientemente, se ha emitido una alerta para avisar a los consumidores de los peligros de usar una cuna de la conocida marca infantil Fisher-Price después de que se hayan confirmado varios informes que confirman la muerte de diez bebés por usar este producto.

"La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés) y Fisher-Price advierten a los consumidores acerca de la cuna Fisher-Price Rock 'n Play debido a informes de muertes" de diez bebés después de volcar con esta cuna, según informa el organismo. Estos sucesos tuvieron lugar en 2015 y, según recoge el informe, "los bebés de tres meses rodaron boca abajo" cuando se encontraban dentro de la cuna.

"Debido a que las muertes continúan ocurriendo, la CPSC recomienda a los consumidores que dejen de usar el producto a los tres meses de edad o tan pronto como el bebé muestre la capacidad" de moverse. "Fisher-Price advierte a los consumidores que dejen de usar el producto", cuando noten "que el bebé pueda volcarse". La empresa de productos infantiles asegura que las muertes reportadas muestran que algunos consumidores todavía usaban esta cuna "cuando los bebés tenían la capacidad de rodar y sin usar el arnés de tres puntos".

"CPSC y Fisher-Price les recuerdan a los consumidores que creen un ambiente de sueño seguro para los bebés, ya sea por utilizar una cuna, un moisés, un patio de juegos o un dormitorio inclinado".

No es el primer caso reciente de productos infantiles sobre el que se ha informado en los últimos días. La Organización de Consumidores y Usuarios también ha emitido una alerta informativa a través de su portal digital sobre los riesgos de comprar un determinado modelo de silla de bebé que "resulta insegura". "Se han detectado problemas con las barras metálicas de protección. "Durante la prueba de choque frontal, con el dummy que simula a un niño de 1 año y medio, la silla Babystyle Oyster + Base Duofix Isize se desprende de la base y sale proyectada hacia adelante, lo que expone al niño a un riesgo de daños serios. Esto se debe a que las barras metálicas que deberían sujetar la silla a la base se salen de su guía de plástico durante el choque".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook