02 de enero de 2019
02.01.2019
Astronomía

Ultima Thule, un 'muñeco de nieve' de 32 por 16 kilómetros

El remoto objeto del Cinturón de Kuiper sobrevolado por la nave New Horizons gira como una hélice

02.01.2019 | 22:23
Primeras fotos de Ultima Thule.
Una imagen junto a un recreación de Última Thule.

Ultima Thule, el remoto KBO (objeto del Cinturón de Kuiper) sobrevolado por la nave New Horizons de la NASA en Año Nuevo, parece tener una forma similar a un bolo o un muñeco de nieve, girando como una hélice.

Las imágenes tomadas durante la aproximación de la nave espacial, que llevaron a New Horizons a solo 3.500 kilómetros de Ultima a las 17.33 GMT del 1 de enero tiene unas dimensiones de aproximadamente 32 por 16 kilómetros.

Otra posibilidad morfológica es que Ultima, el objeto celeste más alejado jamás explorado por la Humanidad
podría ser dos objetos que orbitan entre sí. Los datos de sobrevuelo ya han resuelto uno de los misterios de Ultima, demostrando que el objeto del Cinturón de Kuiper está girando como una hélice con el eje apuntando aproximadamente hacia New Horizons.

Esto explica por qué, en imágenes anteriores tomadas antes de que se resolviera Ultima, su brillo no parecía variar a medida que giraba. El equipo aún no ha determinado el período de rotación, según el control de la misión.

La impresión artística a la derecha ilustra la posible apariencia de Ultima Thule -a 6.500 millones de kilómetro-, basada en la imagen real de la izquierda. La dirección del eje de giro de Ultima está indicada por las flechas.

"Estamos viendo una representación física del inicio de la formación planetaria, congelada en el tiempo", destacó el líder del equipo de Geología y Geofísica de New Horizons, Jeff Moore.

El experto destacó que estudiar Ultima Thule permite "comprender cómo se forman los planetas, tanto en nuestro propio sistema solar como en los que orbitan otras estrellas en nuestra galaxia".

Moore explicó que el objeto empezó a formarse hace unos 4.500 millones de años, cuando una nube giratoria de pequeños cuerpos helados empezaron a fusionarse y dieron lugar a Ultima y a Thule.

Ambos cuerpos independientes, con el paso del tiempo fueron acercándose con un lento movimiento en espiral hasta que se tocaron y formaron el cuerpo de dos lóbulos que es hoy, agregó.

El objeto celeste es una roca de hielo formada por dos lóbulos unidos por un estrecho cuello, que han sido bautizado como Ultima el más grande y Thule el pequeño, señaló el jefe de la misión, Alan Stern.

Una de las regiones más remotas del Sistema Solar


Ultima Thule está ubicado en una de las regiones más remotas del Sistema Solar, conocida como el cinturón de Kuiper, en honor al astrónomo que predijo su existencia en la década de los años cincuenta, Gerard Kuiper.

La nave New Horizons estuvo seis meses en hibernación hasta junio de este año, cuando retomó su trayecto a este misterioso objeto celeste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook