31 de diciembre de 2018
31.12.2018
OPINIÓN

Las 5M

Acciones y personas con impacto en 2018

31.12.2018 | 12:50
Ilustración de Deva Pardue

Mi visión personal sobre cinco fenómenos que me han impactado de 2018 y que empiezan por eme:

Meditación. En los procesos de mindfulness gira todo en torno a la atención plena y a la respiración tan constante como profunda. Si viene un pensamiento de tristeza se trata de observarlo sin emoción. Por ejemplo, supongamos una situación: Clara, mujer de 45 años, hace tiempo intentaba dejar la mente en blanco y ahora es consciente de las sensaciones corporales. No cree que es sus pensamientos ("por qué me ha dejado Marc, por qué me ha mirado así Sofía, que no se me olvide que tengo que comprar aguacates"). ¿A qué velocidad iría la cabeza con esa dinámica? A mil. De hecho, a los niños con TDA+H les ayuda practicar mindfulness. En concreto, un artículo publicado en 2015 por la revista Nature, lanzó a la luz la posibilidad de que la meditación consciente pueda conducir a trabajar la mejora de una mente negativa. Según el psicólogo británico Alan Baddeley, la memoria verbal y visual decae levemente con la edad. Ahora bien, son unos cuantos los estudios que apuntan a los beneficios de meditar para una persona en estado de demencia inicial. Y no son pocos los que deciden pasar la Nochevieja de retiro espiritual, en vez de empezar por la uvas y acabar con el cava.

Medio ambiente. Ecoembes lanzó un constructivo manual con consejos para cuidar nuestro entorno. Entre ellos, encontramos las tres erres (reducir, reciclar y reutilizar), utilizar transporte público y productos de proximidad. Estas medidas fomentan la economía circular y echan el freno a la contaminación. La OMS está alertando sobre la contaminación en las ciudades y Madrid ya se ha puesto manos a la obra. También, Gijón. Y a nivel privado, son muchos los ciudadanos que muestran su compromiso de cuidar el Planeta con pequeños gestos para contener el proceso de desertificación, ya sea con propósito Zero Waste o con misión de conservación. Capítulo aparte son los animales. Seguimos viendo casos constantes de maltrato, ya sea en Murcia, en Huesca o en Alicante. ¿Qué hacer ante eso? Sancionar y educar. Pero twitter no solo nos enseña lo malo, también podemos ver que los animales nos dan lecciones de cooperación. Como, por ejemplo, un pato abrazando a un cachorro que se muere de frío, un cisne que da de comer semillas a peces o un tierno veterinario abraza y besa a un perrito asustado después de despertar de una cirugía.

Machismo. Este tema es controvertido, sobre todo, para los hombres. Nos sentimos señalados, porque la mayoría tenemos tics machistas. Es posible que haya que aceptar que en este momentos es imposible no sentirse mal al reconocer ciertas ideas, pero también sería interesante no demonizarse ni demonizar, porque todos somos producto del sistema patriarcal. ¿Quién se siente reconfortado bajo dicho paraguas? Yo no y muchos hombres tampoco, pero hemos asumido unos roles de los que nos cuesta desprendernos. Lo positivo es que se está tomando conciencia, que ya se mira menos hacia otro lado cuando escuchamos cosas del tipo: "El demonio es feminista" (José Ignacio Munilla), "Lucho para que la mujer sea igual que el hombre, no por el feminismo" (Melendi), "Yo de dinero no hablo y menos con una mujer" (Enrique Cerezo), el acoso a las reporteras en el Mundial de Rusia o "¿cómo se siente al ser el único hombre del mundo que disfruta trabajando con su mujer?", preguntó un periodista a Javier Bardem en Cannes. En definitiva, como señala Ritxar Bacete, los hombres estamos en crisis y la masculinidad hegemónica, también". Por suerte, ya existen quienes se sientan a dialogar.

Medios de comunicación. Es una realidad que se repite en todos los lados que, a día de hoy, el modelo económico está en crisis. No hay grandes soluciones. Según dicen, los contenidos en papel tienen sus días contados, mientras que se está instando a los lectores a que paguen por los contenidos online. Ahora bien, siendo esa una realidad, ¿cuáles son los motivos para que se encuentre así? En el I Congreso de Transformación Social y Humana, celebrado en Alicante a mediados de diciembre, Fernando González Urbaneja, ex El País y Antena 3, expuso un interesante discurso titulado "Hubo un tiempo para la caridad y la filantropía. Hoy toca la solidaridad y la empatía". Estos dos últimos valores parecen imprescindibles para que se haga un periodismo de calidad, para demostrar que parte de las noticias también pueden estar enfocadas en positivo, construyendo sociedad. Quizá enfocando así la realidad se descartaría perseguir el espectáculo y el morbo, como está ocurriendo con el asesinato de Laura Luelmo. Una cosa es especular, aportar datos que traspasan el derecho a informar, y otra cubrir un caso espinoso con profundidad y empatía. Como hizo Juan Diego Quesada con la muerte de Alicia, que se suicidó en Madrid justo antes de que entraran a desahuciarla. Porque como defiende Xavier Aldekoa, África no solo debería ser noticia para contar la guerra que se ha desatado y el grupo de inmigrantes que llega a nuestro país. ¿Por qué no humanizar las informaciones? No hay que edulcorar nada, solo ampliar la mirada para reflejar la historia que deja atrás tal persona: una madre destrozada, un padre en paro o un hermano ahogado en el intento de cruzar el mar. El marketing o la dictadura del click no pueden ser el faro. Porque puede ocurrir como reflexiona David Trueba: "La vigilancia en las redes no nos ha vuelto más prudentes ni responsables, sino más sobreactuados. La información de cotilleo pasó de ser una marginalidad chusca del oficio periodístico a convertirse en la más rentable de sus especializaciones". ¿Y si generamos más diálogos con personas (sin juzgarlas) que sumen? Siendo relevante el qué, estaría bien poner más atención en el cómo y en el para qué.

Mujeres. Revolución desde el 8 de marzo. Desde ese día, las hemos escuchado más, las hemos respetado más. El debate está constantemente en la calle, en los medios y en las casas. La violencia de género sigue haciendo estragos (975 asesinatos de hombres en 15 años, 50 en 2018). ¿Se puede ser optimista? Con voluntad y honestidad. Educando en respeto y diversidad. Porque el único matiz que le pongo al mensaje positivo de Paco García, entrenador del Valladolid de baloncesto, sobre la normalidad de ser dirigido por árbitras es que el lenguaje inclusivo suma. En otro orden, están las lecciones que nos dejan mujeres con nombres y apellidos. En mi caso voy a nombrar a cinco. A mis dos abuelas. Eloísa Morales, casi centenaria, por su gran ejemplo de saber estar en silencio respetando la vida de los demás. Esther Gómez cumplió 100 años el 1 de noviembre. Es un ejemplo de fortaleza y autosuficiencia. La matriarca que derrocha honestidad, empatía y vitalidad de forma similar. Emi Paredes, mi madre, un ejemplo de humanidad y superación por su solidaridad, por su ternura y por ser emprendedora con más de 60. Ana Esquivel, mi hermana, que allí por donde camina nos ilumina el camino. Una maestra para alumnos de todas las edades por su alegría natural. Elena Camarasa, mi compañera. Sensible, libre y generosa. Todas llevan años siendo ejemplares, pero este 2018 he sido más consciente. Gracias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Premios Goya 2019

Premios Goya 2019

Sigue en directo la gala, la alfombra roja y conoce a todos los ganadores: mejor película, actor actriz...

Oscars 2019

Premios Oscar

Consulta los nominados y ganadores de los Oscar 2019 y sigue en directo la Gala y la alfombra roja de los premios de la Academia de Hollywood.