08 de agosto de 2018
08.08.2018
Entrevista

"Siempre salgo a la calle con mi vaso y mis cubiertos plegables"

Conocemos las formas de actuar de las ONG para llevar una vida sostenible pero, ¿y las de personas reales? Ashara Parastu no regala sus secretos.

08.08.2018 | 13:37
Una imagen creativa que define a la viajera Ashara Parastu

¿Mi edad? Este dato siempre es susceptible de juicios de valor. De mi ficha personal diré que vivo, de momento, en Madrid. Mi filosofía se resume en la idea de que solo se tiene una vida, y uno no sabe cuanto va estar aquí, si unas horas o décadas. Frases inspiradoras manejo muchas: "El no ya lo tienes". "No tienes porque demostrar nadie a nadie". "El miedo está en tu cabeza". "Hagas lo hagas siempre te criticarán". "Trata como te gustaría ser tratado". "Intenta ver el lado positivo de las cosas". Una frase de mi hermano que me encanta es: "No te preocupes por las cosas, ya que si tienen solución se solucionarán y si no, para qué preocuparse.

Prefieres que se te conozca públicamente como Ashara Parastu. ¿Y eso?

Siempre he sido muy celosa de intimidad y trabajando en IT, sabes los beneficios y perjuicios que tiene internet para poner tu nombre y apellidos. Ashara Parastu es un pseudonimo donde ashara significa 10 en árabe y tiene un sonido que siempre me ha gustado. Parastu significa golondrina en persa y me lo llamaba con cariño una amiga.

¿Podrías detallar cómo es un día de tu vida consciente y ecológico?

Realmente no estás pensando todo el día en evitar el plástico. Hago lo mismo que todo el mundo pero solo he hecho un cambio.

¿Cuál?

Remplazar mis hábitos por otros más sostenibles.

¿Cómo se hace?

Fácil.

A ver...

Primero, echas un vistazo a tu basura. Segundo, escoges algo a ser remplazado. Evalúa las alternativas que tienes y decídete por la que te viene mejor. Mmm, importante...

¿Qué?

No tienes que remplazarlo con algo hecho por ti mismo, que te lleve días de elaboración ni tener que ir a la otra punta de la ciudad a por algo ni encargárselo a unos monjes tibetanos.

Bueno saberlo.

Realmente, suele haber varias opciones para cada cosa, así que escoge una que se adapte a ti y te resulte fácil de realizar. Porque si no, lo dejas de hacer a los tres días. Cuarto punto.

Pensaba que eso era todo.

Queda uno más. Vuelve al primer paso, así hasta que tu basura vaya decreciendo.

Vale. ¿Recomiendas algún atajo?

Comprar a granel. Con esto te quitas el 70% de tu basura y nosotros, con una hora en el mercado de toda la vida, tenemos provisiones para toda la semana. Solo tenemos que llevar nuestras propias bolsas de tela y tuppers.

¿Qué más?

Compostar. Si tu basura ha bajado, cuando compras a granel, y además compostas, se te va otro 20%. Y no tienes que tener un jardín. En nuestro barrio hay una compostadora comunitaria.

¿Cuál es tu barrio?

Al norte de Madrid. Por lo que he oído, se están planteando instalar más compostadoras, debido a la buena acogida que ha tenido.

También en Asturias y Navarra se apuesta por su instalación.

Aha. Vuelvo al hilo de antes. Para ese 10% que te queda. A lo mejor requiere un poco de I+D. Pero una vez que has encontrado la alternativa perfecta para ti, la adoptas y parece que siempre has vivido así.

¿Qué has descubierto con este modo de vida?

Ahorro tiempo y dinero. Como más sano. Necesito menos cosas. Colateralmente, y sin querer, haces que la gente de tu alrededor sea más consciente de lo que consumen. Otra cosa es que quieran cambiar sus hábitos.

Eso Faltaría. ¿Dónde podemos informarnos más?

Para más detalles de como remplazar las cosas del día a día, recomiendo leer a Bea Johnson y sinplastico.com.

Apuntado. ¿Podrías detallar la filosofía que te conduce a tener un trabajo seguro en Madrid para viajar de forma disciplinada y constante por el mundo?

Mi prioridad en la vida es viajar y tener nuevas experiencias. Sin embargo, lamentablemente necesito un trabajo para subvencionarlo. Después de dar muchas vueltas, he llegado a la conclusión que el mejor trabajo para mí es el que hago.

¿Qué te ofrece IT?

En el sector tecnológico, aunque tienes que invertir el tiempo en estar actualizado, te aporta un sueldo aceptable y beneficios como el teletrabajo. Lo ideal sería currar en formato de teletrabajo total.

Entiendo.

Mi empresa actual y el sector en el que me muevo me permite esto. Por el momento puedo teletrabajar 2 días y cada vez hay más opciones de trabajar en remoto. Es cierto que muchas de las empresas que abogan por esta línea son inglesas y americanas, por lo que un buen nivel de inglés es necesario.

¿Y cómo lo llevas?

Sigo trabajando en ello.

Cuando dices que diste no pocas vueltas para concluir que necesitabas dinero para financiarte los viajes y que el trabajo que haces ahora era la mejor vía para lograrlo, ¿qué intentonas diste?

Las vueltas que di fueron mentales. Un buen sueldo, haciendo algo que te motive y, además, permitirte ejercerlo desde cualquier punto del Planeta se acerca mucho a mi trabajo ideal.

El dinero es una energía que necesitamos para vivir en la sociedad occidental. Pero cada uno, como con todo, le presta más atención o menos, es decir, quiere más para gastar o para ahorrar. También, las hay que quieren lo justo. ¿Cuál es tu caso?

Pues es donde aplico la filosofía de "solo se tiene una vida y uno no sabe cuanto va estar aquí". Es decir, no puedes gastarte todos tus ahorros en un día pero tampoco tienes que vivir agobiado dejando de hacer cosas. Vamos, ni la hormiga ni la cigarra.

¿Qué valor le das al tiempo?

Aprovechar cualquier ocasión para viajar y evitar dejarlo para cuando me jubile. Por si no llego.

¿Tu familia es también sostenible?

Mis padres sembraron la semilla de la ecología en casa pero yo soy la única zero waste de la familia.

¿Qué nos puedes detallar de tus hábitos?

A nivel general intento practicar las 5R´s que predica Bea Jhonson: rechazar, reducir, reusar, reciclar y compostar.

¿En términos prácticos?

Para salir a la calle siempre llevo conmigo una bolsa y un pañuelo junto con mi vaso y cubiertos plegables. Con esto cubro bastantes situaciones cotidianas. Se puede complementar con un botella y un tupper de aluminio ligero para agua o comida.

¿Poniendo la lupa en la cocina?

Hacemos una compra semanal a granel en el mercado del barrio llevando nuestras bolsas de tela y tuppers para recoger la comida.

¿Cómo lo hacéis con los productos de baño?

Hemos remplazado champús, geles, pasta de dientes y desodorantes por productos sólidos que no llevan envase. El cepillo de dientes lo hemos sustituido por uno de bambú.

¿Y para los de limpieza del hogar?

Utilizamos vinagre blanco, bicarbonato, percarbonato y nueces de lavado.

¿Percarbonato? La primera vez que lo escucho.

En general, tendemos a darle prioridad a los productos de segunda mano para la compra de muebles, libros, ropa o electrónica. También hemos sabido decir no a las pajitas, botellas de plástico o cualquier utensilio de un solo uso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook