15 de julio de 2018
15.07.2018
Entrevista

Alba García: "El reciclaje no es la solución para frenar la contaminación por plásticos"

Alba García, responsable de la campaña de plásticos en Greenpeace España, analiza su uso y sus consecuencias

15.07.2018 | 13:30
Una tienda de Alicante involucrada en la campaña #YoUsoMiBolsa

¿En qué estáis centrados?

Ahora mismo estamos enfocados en una campaña internacional que intenta reducir el plástico de un solo uso. Entonces, desde abril está en ello. La última semana nos hemos centrado en bolsas con #YoUsoMiBolsa por la entrada del Real Decreto.

¿Puede poner un ejemplo?

Empezamos pidiendo a los supermercados que quitaran el envasado de frutas y verduras. Digamos que es el paso más fácil porque las frutas y verduras se pueden vender a granel con más facilidad que otro producto.

¿Cuál es el porcentaje de plásticos de un solo uso en España?

Datos no puedo decirte. De todo el plástico que producimos de forma anual en el mundo, el 40% se destina al envase. Se trata de plásticos que pasan por nuestras manos unos minutos (o días) y, luego, ya se convierten en residuos.

Según un estudio de Foodtopia, una familia de 4 miembros gastan una media de 720 euros para la compra mensual, siendo 500 euros el valor del plástico (envoltorios, botellas y envases) y solo 220 el de los alimentos.

Tendría que ver los datos del estudio y la metodología que han utilizado. Uno de los motivos que se emplea el plástico para estos usos es porque resulta muy barato, sin tener en cuenta todos los daños ambientales que causa. No me extraña que casi toda la comida que compramos en supermercados sea envasada. Vayas a cual vayas, absolutamente todo está envasado. Incluso, si lo compras en carnicería y en pescadería también te lo envasan.

Conozco a alguna persona que va con el tupper a la carnicería.

Hay veces que incluso yendo con un recipiente reutilizable algunos supermercados no te lo permiten. Por eso nuestra campaña se centra en todos los plásticos de un solo uso para reducirlos lo máximo posible.

No queda otra que concienciar.

Para que haya un cambio de mentalidad. Hasta ahora nos haya pensar que el reciclaje es la solución, separar de forma adecuada para que luego se pueda reciclar. Que es responsabilidad 100% del ciudadano y ciudadano hacer eso para frenar la contaminación por plásticos. Y eso es falso.

¿Y cuál es la verdad?

Que hasta ahora solo se ha reciclado el 9% del todo el plástico que se ha producido en el mundo. Y en España se ha reciclado como máximo el 35%. Con lo cual sabemos que el reciclaje no es la solución.

¿No aporta una mejora?

Sabemos que un plástico reciclado va perdiendo calidad hasta un punto que no se puede ni reciclar ni reutilizar.

¿La ciudadanía puede implicarse para aportar su granito de arena?

A ver, ningún ciudadano ni ciudadana recicla nada. Lo que hacemos todos es separar. Lo que hacemos es diferenciar unos productos de otros. Luego, los depositamos en unos contenedores apropiados, que destinan los productos a una planta de separación o de reciclado, que es donde únicamente ocurre el proceso de reciclaje.

Es decir, nosotros tenemos que ocuparnos de que no se queden restos de comida en las bandejas.

Claro, han de ser depositados en el contenedor amarillo lo más limpio mejor. De todas maneras, nosotros no estamos muy centrados en esta problemáticos porque queremos ir más allá.

Desarrolla la idea.

Dentro del cambio de mentalidad que buscamos de reducir y reutilizar el máximo posible, sabemos que las personas tiene una capacidad reducida de producir un cambio, siendo las empresas determinantes en este aspecto. Porque ellos son ls que ponen en nuestras manos estos productos.

Entonces, ¿qué podemos hacer?

Exigirle a las compañías que se responsabilicen.

Starbucks quiere retirar las pajitas para 2020.

Es un paso en la dirección correcta pero todavía necesitamos ir más allá. No nos vamos a contentar con esa medida, porque siguen teniendo vasos y tapaderas.

Lidl ha prometido que va a dejar de usar plásticos de un solo uso en 2019.

Ha quitado todas las bolsas de plástico de sus establecimientos porque quería fomentar las bolsas reutilizables. Y ha dejado las de papel como una transición para que las personas se acostumbren. También he leído la noticia que afirma que Lidl va a eliminar algunos plásticos de un solo uso de sus establecimientos, como cubiertos y platos de plástico. No sé si los van a sustituir por otro tipo de material o los van a eliminar definitivamente.

La información sobre habla de que el programa se amplia hasta 2025 y pretende reducir el volumen de plástico hasta un 20%.

Lo que pasa que aquí hay una ligera diferencia, entre si lo hacen realmente bien o si se queda solo en una reducción más o menos. Porque una cosa es dejar de producir cubiertos y otra reducir el porcentaje de peso de un envase a la mitad. El envase de plástico de un solo uso sigue existiendo.

Y ahí es donde queréis que se posicione el mensaje.

La campaña se centra en la cultura de usar y tirar, de la que nos queremos alejar. Eso forma parte del cambio de mentalidad.

El objetivo es ambicioso porque ataca la filosofía de vida de muchas personas: el consumismo.

Hemos de intentar pensar que lo que tenemos tiene un valor, por lo tanto conservémoslo, en vez de estar tirando constantemente. Se pueden empezar a fomentar cada vez más los sitios donde se arreglan cosas. Que si se te hace un agujerillo en el pantalón puedas ir a arreglártelo, no tienes porque comprarte otro.

¿Cuánto tiempo llevamos produciendo plástico?

Entre 60 y 70 años produciendo plástico y la que hemos liado. Una botella de plástico tarda en degradarse 500 años.

¿También cuando permanecen en el mar?

Elevado tiempo de degradación es alto. Depende del tipo. Se ha estimado que una bolsa de plástico tarda unos 55 años.

¿Cómo llegan los plásticos al agua?

El 80% procede de tierra y el 20% del mar.

Y vosotros estáis más centrados en la procedencia de tierra.

Pues un alto porcentaje de los plásticos que se encuentran en las limpiezas de costas son de un solo uso. Son los más abundante en el medio ambiente.

¿Qué ocurre con los plásticos biodegradables?

Se han presentado como la solución final a este problema. Y no lo es. Pueden degradarse más fácilmente en condiciones industriales o de laboratorio pero en la naturaleza no hay una temperatura controlada como ocurre en entornos artificiales.

¿Permite el Real Decreto algo de lo que no estáis de acuerdo?

Fomenta el uso de bolsas compostables y éstas pueden seguir teniendo plástico. No es uno de los requisitos.

¿Hay soportes ecológicos?

La alternativa sería cambiar por completo el sistema de distribución de los productos que hay hoy en día.

¿Cómo?

Que un supermercado vendiera todo a granel. Ya pasa en algunas tiendas.

Pero, ¿y el champú?

Claro, con un envase recargable.

También es verdad.

Como eso, el agua mineral, el arroz, las legumbres. Todo podría venderse a granel con dispensadores, por ejemplo. Ahí hay un trabajos por los dos lados. Que marcas y supermercados quieran trabajar así.

Ya.

Nosotros apostamos por todo lo que pueda ser reutilizable. Puede ser que cueste quitar algunos plásticos por temas de higiene y seguridad alimentaria. Nosotros somos conscientes y tenemos cuidado.

Parece que existe más consciencia.

Lo cierto es que la problemática de los plástico es muy tangible. El asunto se ha elevado a la Unión Europea desde hace un tiempo.

¿Y en qué se nota?

Hace un par de meses, la Comisión Europea ha sacado una propuesta para intentar eliminar algunos plásticos de un solo uso. Ahora mismo, se está debatiendo. Ahí se incluye la eliminación total de seis tipos: entre ellos están cubiertos, platos, bastoncillos para los oídos, los palitos que tienen algunos globos para los niños. Ah.

¿Qué?

Ayer (hace 4 días) se botó para todas las microesferas de plástico que tienen cosméticos para generar una función de esfoliante. Porque los plásticos tardan tanto tiempo en degradarse, no desaparecen, que se convierten en trocitos pequeños por la acción de la luz y de las olas. Microplástico se consideran cuando son menores de 5 centímetros.

¿Las microesferas se permiten?

En Inglaterra lo están considerando, pero en el resto de Europa no hay prohibición alguna. En ciertos estados de norteamérica, sí.

¿Dentro de treinta años habrán más plásticos que peces en los océanos?

Desde Greenpeace no lo sabemos, porque tampoco sabemos todos los peces que hay en el mar. Sí que sabemos que la acumulación por plástico se acumula cada día.

¿Los niveles de consciencia han de ser tan altos como para detener esta inercia de contaminación?

Por un lado, vemos que la ciudadanía cada vez hay más personas concienciadas y por otro vemos la noche de San Juan.

La noche de San Juan.

El día después.

¿Creéis que las multas pueden resultar positivas?

Pensamos que los incentivos funcionan mucho mejor.

¿Por ejemplo?

Nuestro compañeros en Grecia han fomentado una red de más de cien cafeterías más sostenibles que te descuentan 5 o 10 céntimos si llevas tu propia taza.

Elías Gomis, con la campaña #YoUsoMiBolsa en Alicante

"Actúa local, piensa global". Esta filosofía de vida ha conducido al alicantino Elías Gomis Sellés a implicarse en las iniciativas de Greenpeace España. "Como existe un grupo local muy activo en Alicante, permite participar en campañas de concienciación, con el objetivo de defender el medio ambiente y conseguir un mundo más verde y justo", argumenta el coordinador de la campaña #YoUsoMiBolsa.

A sus 23 años, a este chaval residente en el Cabo de las Huertas, uno de los motivos que le empuja a luchar es que consumamos en España unas 180 bolsas de plástico por persona y año. Por ello, se lanzó junto a tres voluntarios, hace una semana, a recorrer los comercios de Alicante explicando a vendedores la necesidad de eliminar las bolsas de plástico y sustituirlas por reutilizables de otros materiales. ¿Qué se encontraron? Muchos que no eran conscientes y otros que "ya habían optado por bolsas de papel reciclado, otros por bolsas de fécula de patata e incluso había quienes ya vendían capazos o bolsas reutilizables, la mejor opción para ir a hacer la compra".

El reto es mayúsculo con el tema de los plásticos. En concreto, "solo se reciclan el 10% de las bolsas", dice. De ahí que el objetivo europeo para el 31 de diciembre de 2025 sea "haber reducido el consumo de bolsas de plástico de 180 (por persona y año) a 40". Motivos suficientes para que Elías y otros voluntarios no duden en seguir con sus acciones de conquistar a más personas en la necesidad de reenfocar el tema de las bolsas de plástico. La actividad pasada duró 3 horas y 25 comercios se sumaron a la campaña. En los próximos días seguirán con su misión por otros barrios de Alicante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook