09 de julio de 2018
09.07.2018
Ciencia

Cae un meteorito sobre el mar Mediterráneo

La bola de fuego procedía de un fragmento de asteroide que entró en la atmósfera a 65.000 km/h

09.07.2018 | 13:03

A las 5 horas y 13 minutos de la madrugada del 8 al 9 de julio, una gran bola de fuego tan brillante como la Luna cruzó los cielos de la Península. Varios testigos informaron del fenómeno desde diferentes puntos del país. La bola de fuego ha sido también registrada por los detectores que la Universidad de Huelva opera en los observatorios astronómicos de La Hita (Toledo), Calar Alto (Almería), La Sagra (Granada) y Sevilla. Estos detectores trabajan en el marco del proyecto SMART (Spectroscopy of Meteoroids by means of Robotic Technologies), que tiene como objetivo monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.

El análisis realizado por el profesor José María Madiedo (Universidad de Huelva), investigador responsable del proyecto SMART, ha permitido establecer que la bola de fuego se produjo como consecuencia de la brusca entrada en la atmósfera terrestre de una roca procedente de un cometa. La velocidad de esta roca rondaba los 65.000 kilómetros por hora, lo cual dio lugar a que ésta se volviese incandescente, generándose así el espectacular fenómeno luminoso. El evento se inició sobre la provincia de Almería, a unos 89 km de altitud. Desde allí avanzó en dirección noreste, finalizando a unos 31 km sobre el mar Mediterráneo, frente a las costas de Murcia.

Según se desprende también del análisis de este evento, una parte de la roca habría logrado sobrevivir a su brusco paso a través de nuestra atmósfera, cayendo al mar en forma de meteorito. No obstante, los cálculos indican que la masa de este meteorito sería muy pequeña, de tan sólo unos pocos gramos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine