28 de noviembre de 2011
28.11.2011
CIENCIA_BIOLOGÍA EVOLUTIVA

Adiós a Lynn Margulis

28.11.2011 | 13:10
Adiós a Lynn Margulis

La eminente científica e investigadora ha fallecido a los 73 años de edad

Esta semana el mundo de la ciencia llora la muerte de uno de sus grandes personajes: la bióloga Lynn Margulis, que el pasado 22 de Noviembre falleció en su casa de Massachusetts, en Estados Unidos, al no poder superar un ictus.
Esta extraordinaria mujer desde bien joven ya despuntó en el campo de la ciencia. La joven Lynn Margulis, allá por los años sesenta, se sentía atraída por esos pequeños seres microscópicos, las bacterias, a las que hasta ese momento no se les había dado un importante papel en la evolución. Para los científicos de la época, las bacterias tenían básicamente importancia en el campo de la medicina debido a su papel en distintas enfermedades, pero poco más.
Pero Margulis, con la actitud curiosa propia de una joven científica, comenzó a estudiar el mundo de los microorganismos en profundidad, buscando además referencias de trabajos anteriores. Basándose así en estudios de científicos tales como K. Mereschkowski, y con sus propios descubrimientos, cuando aún no tenía 30 años estableció una nueva y revolucionaria teoría, llamada la Teoría de la Endosimbiosis Seriada (SET). La importancia de esta teoría radicaba en que, gracias a ella, se pudo explicar cómo en una Tierra poblada hace 2000 millones de años por simples bacterias se pudo pasar a un tipo de células más complejas, las eucariotas, gracias al establecimiento de simbiosis entre distintos tipos de bacterias, y a raíz de las cuales, y tras muchos años de evolución, surgirían los animales, plantas, hongos y resto de organismos vivos complejos. Esta teoría aparece incluso en los libros de texto de ciencias, y es aceptada casi en su totalidad, siguiendo las investigaciones para validarla totalmente.
Pero el trabajo de Margulis no acaba aquí. También le debemos la clasificación actual de los organismos en cinco reinos y su apoyo a la hipótesis de Gaia de James Lovelock, según la cual nuestro planeta es un súper organismo. Con múltiples galardones a lo largo de su carrera, como la obtención de la Medalla Nacional de Ciencia en Estados Unidos y la Medalla Darwin-Wallace, fue miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos y doctora honoris causa en varias universidades incluidas varias españolas, aunque el Nobel se le ha resistido.
De su vida personal se sabe que fue la primera esposa del científico ya fallecido Carl Sagan, con el que tuvo un hijo, Dorion, hoy en día famoso ensayista y escritor. En compañía de él y junto con el resto de su familia Lynn nos dijo adiós, aunque el mundo de la ciencia no dejará que su trabajo se olvide.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook