24 de noviembre de 2011
24.11.2011

Polémica por las viñetas de un ginecólogo de Gandia

El Instituto de la Mujer cree que los dibujos dañan la imagen femenina y pide que se eliminen del boletín de SEGO

23.09.2011 | 11:44
Polémica por las viñetas de un ginecólogo de Gandia

El Instituto de la Mujer, dependiente de la Secretaría de Estado de Igualdad, instó ayer por escrito a la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) a retirar unas viñetas de humor que se han publicado en la "Gaceta Electrónica", su boletín de suscripción por internet, al entender que ofrecen una imagen que daña la imagen de la mujer.
Las viñetas en cuestión fueron realizadas por el doctor valenciano Javier Server Gozálvez, ginecólogo del hospital de Gandia con consulta en Oliva, que ayer estaba claramente superado por las circunstancias y se negó a hacer declaraciones a Levante-EMV.
Este periódico se puso en contacto con él y fuentes de su entorno derivaron a un comunicado de prensa para responder a las críticas del Instituto de la Mujer. El comunicado no tiene fecha pero, según indicó, "se hará público cuando lo estime" el doctor. Anoche, a la puerta de su consulta, el ginecólogo volvió a declinar personalmente cualquier declaración sobre la polémica.
El escrito del Instituto de la Mujer fue enviado el pasado miércoles a la SEGO a través del Observatorio de la Imagen de las Mujeres (OIM), dependiente de esta entidad, aunque por el momento no se ha obtenido ninguna respuesta.
La petición seguirá por los cauces habituales, aquellos por los que cualquier publicación que daña la imagen de la mujer, según los denunciantes, discurre hasta su resolución. Según fuentes del Instituto, la petición se produce "tras las numerosas quejas tanto de particulares como de asociaciones contra las viñetas".
Una de estas asociaciones es El Parto es Nuestro, que considera que en las viñetas, decenas de las cuales salieron ayer la luz, "se burla abiertamente tanto de los procesos fisiológicos femeninos como de las enfermedades y dolencias de las mujeres, menospreciando y pisoteado sin pudor la genitalidad y dignidad de sus pacientes".
Cabe recordar que las viñetas pertenecen al boletín interno de la SEGO, al que sólo se puede acceder previo registro en la página web de dicha asociación. Otra de las entidades que se ha pronunciado contra las imágenes es la Asociación de Víctimas de Negligencia Médicas (Avinesa) que envió una carta a la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, de quien depende la Secretaría de Estado de Igualdad, en la que pedía la retirada de las viñetas al considerar que la sociedad médica se "mofa" de los problemas ginecológicos de la mujeres.
El presidente de la SEGO, José María Lailla, salió ayer a la palestra, aunque no parece que le molesten sobremanera. Según unas declaraciones que realizó en Onda Cero, el máximo responsable de los ginecólogos españoles defiende el contenido de la serie de dibujos: "Es una cosa jovial de este señor. No hay que darle tanta importancia. Es humor y ya está. La sociedad tiene cosas más importantes".
Varias personas que le conocen y que han trabajado con él en el hospital de Gandia evitaron ayer criticar las viñetas porque, según dijeron, ni siquiera las habían visto. Todos, sin embargo, coincidieron en la personalidad del doctor Server, a quien definieron como "chistoso y buen dibujante".
Su pasión por las viñetas ha salido ahora a la luz pública, pero en alguna ocasión incluso ha regalado dibujos a pacientes del centro hospitalario. Nadie dijo recordar que haya habido ningún reproche hacia el doctor por este hecho o cualquier otra conducta suya en el hospital.
Conocidos suyos también lo definieron como "bromista", y, al tener conocimiento de la polémica generada por la publicación de las viñetas, aclararon que en Oliva está considerado un buen profesional. El doctor Server, de 52 años, trabaja en el hospital de Gandia desde hace cerca de quince, y tiene la consulta en Oliva desde hace ocho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine