29 de septiembre de 2011
29.09.2011
SUMINISTRO ELÉCTRICO

Cortan la luz por impago a una clínica abortiva que colabora con la Generalitat

29.09.2011 | 22:49

Mediterrània Mèdica insta al Consell, del que depende el 90 % de su actividad económica, a "tomar cartas en el asunto"

Una clínica abortiva privada que atiende a pacientes derivadas por la Conselleria de Sanidad en las provincias de Valencia y Castellón ha denunciado hoy que le han cortado "sin avisar" el suministro eléctrico por un impago en la factura de la luz.

Mediterrània Mèdica critica lo que considera un "comportamiento poco ético" por parte de la compañía eléctrica Endesa, y ha instado al Gobierno valenciano, del que depende el 90 % de su actividad económica, a "tomar cartas en el asunto".

Según ha relatado a EFE el gerente de este centro privado, Josep Lluís Carbonell, los técnicos se presentaron el pasado lunes en las dependencias de la clínica para retirar el contador de electricidad, con lo que a partir del próximo sábado el centro se quedará sin luz.

Ha explicado que en sus centros de Valencia y Castellón se atienden interrupciones de embarazo de alto y bajo riesgo voluntarios o por malformaciones, además asistir a pacientes residentes en otras limítrofes, como Murcia, Albacete o Teruel.

Carbonell ha asegurado que se trata de un "centro de referencia" para garantizar el derecho al aborto de miles de mujeres, sobre todo desde que la nueva legislación ha ampliado los supuestos de aborto.

Ello ha provocado que el número de pacientes derivadas de la sanidad pública a esta clínica haya incrementado desde el 50 % al 85 % de la actualidad, ha precisado.

La mala situación económica de la Conselleria de Sanidad, de la que depende el 90 % de los ingresos de la clínica, ha provocado el impago de las facturas de la luz en varias ocasiones, pero nunca por un tiempo superior a los dos meses, ha asegurado Carbonell.

Por ello, ha criticado que Endesa haya dado de baja el suministro eléctrico "sin previo aviso" y antes del tercer mes sin pagar, que es cuando las eléctricas "proceden al corte inmediato de la luz", según ha dicho.

"Jamás hemos permitido llegar a esta situación, que nos impediría seguir atendiendo a nuestras pacientes", ha afirmado Carbonell, quien ha expresado su temor a no podrá contratar un nuevo suministrador antes de diez días.

"Tengo diez mujeres que, como no puedan recibir la medicación, van a abortar el viernes en mitad de la calle", ha advertido el gerente.

Carbonell sospecha que, como desde hace algún tiempo, la clínica "siempre paga tarde" las facturas de la luz, por valor de unos 2.000 euros mensuales, quizás Endesa haya "decidido que no les interesamos" por el retraso en los cobros.

Ha calificado de "intolerable que un centro que asume funciones de la sanidad pública le corten la luz sin avisar" y, ha resaltado que ha sido, "no por no pagar durante un año, como ha ocurrido con algún ayuntamiento, sino por retrasarnos dos meses".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine