03 de mayo de 2011
03.05.2011
40 Años
Medicamentos

Detectan el uso ilegal de un fármaco que potencia el bronceado

El uso del "Melanotan", en fase de ensayo clínico, tiene diversos efectos secundarios, entre ellos cáncer de piel

03.05.2011 | 13:23

El Hospital de Manises (Valencia) ha detectado el uso ilegal de un fármaco experimental que puede producir cáncer de piel como efecto secundario, ya que potencia el bronceado sin sol, además de inducir a la anorexia y mejorar "el apetito sexual", según un comunicado del centro.

El uso del "Melanotan", todavía en fase de ensayo clínico, se detectó tras atender a un paciente que se inyectó esta sustancia y sufrió una alteración y multiplicación incontrolada de lunares "con el consiguiente riesgo de transformación en melanoma maligno".

Los dermatólogos del Hospital de Manises, según las fuentes, también han detectado la compraventa ilegal de esta sustancia por internet y han recibido diversas consultas de pacientes acerca del posible uso de este fármaco.

El "Melanotan" es un análogo sintético de la melanocortina que estimula la producción de melanina y puede inducir la proliferación de melanocitos, según ha señalado el dermatólogo del Hospital de Manises Luis Hueso.

Se trata de un fármaco aún en fase de estudio y que se está desarrollando como posible tratamiento en determinadas enfermedades dermatológicas fotoinducidas.

Este medicamento provoca un intenso bronceado, aun sin sol, y además genera pérdida de apetito y aumenta la potencia sexual, según Hueso, quien ha advertido de que la estimulación de los melanocitos puede producir en algunas personas de fototipo claro la multiplicación de nevus o lunares y su transformación maligna a melanoma.

El dermatólogo ha recordado que se trata de un fármaco en fase experimental, "por lo que no se han registrado ni estudiado en profundidad todos los posible efectos adversos".

Según las fuentes, el perfil del posible consumidor de "Melanotan" responde a personas jóvenes, muy preocupadas por su aspecto físico, en muchos casos usuarios de gimnasios y que consumen este tipo de sustancias para mejorar su apariencia, estar más delgados y más morenos.

El Hospital de Manises inició una investigación a raíz de la atención a un paciente que presentaba un elevado bronceado de piel para su fototipo y una multiplicación incontrolada de lunares, alguno de ellos con la firme sospecha de ser melanomas.

Los dermatólogos del centro descubrieron que el paciente se había inyectado esta sustancia que le habían recomendado en su entorno y, además, detectaron, por parte de algunos pacientes, preguntas y solicitudes de información acerca de este tipo de sustancias.

Esto les ha llevado a poner la voz de alerta sobre el consumo de estas sustancias, ante el riesgo médico que puede suponer su utilización.

Además, se ha detectado la compraventa fraudulenta a través de internet de este fármaco experimental, según las fuentes, que han indicado que también existe la sospecha de que este tipo de sustancia podría comercializarse de manera ilegal en gimnasios y establecimientos similares.

El Hospital de Manises se ha puesto en contacto con la Dirección General de Farmacia, quien ha aportado toda la información al Ministerio de Sanidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine