20 de junio de 2010
20.06.2010
Medio ambiente

Declaradas once nuevas microrreservas de flora en Alicante, que ya suma 106

De estas nuevas microrreservas, ocho son de titularidad privada o de ayuntamientos y el resto están en terrenos de utilidad pública

18.06.2010 | 18:27

INFORMACION.ES

El pleno del Consell valenciano ha dado luz verde a la declaración de once nuevas microrreservas de flora en Alicante, provincia que ya suma 106 de las 284 totales de la Comunitat, ha informado la portavoz, Paula Sánchez de León.

Este ha sido uno de los acuerdos aprobados en el pleno celebrado hoy en Alicante.

Las nuevas microrreservas de flora declaradas son las de Banys de la Reina con 0,39 hectáreas, y Salines con 14,04, ambas en Calp; Barranc del Trisinal (Jijona) con 8,96; Camarell con 19,39, y Coll del Ventisquer con 7,34 en Confrides; Cases del Cantal con 3,8 (Benissa); Cueva Ahumada (Callosa de Segura), con 11,64; Hort dels Frares (Quatretondeta), con 20; La Loma (Torrevieja), con 19,39; Serra de Cel.letes (Teulada) con 20 ha; y Torretes (Ibi), con 20.

La declaración de estos espacios se debe a la existencia en su perímetro de especies o comunidades de plantas de gran valor botánico por su exclusividad en la Comunitat o por su grado de protección.

Así se responde al estudio de los técnicos especialistas en especies endémicas, raras y amenazadas, que han decretado la idoneidad de incorporar la parcela a la red de microrreservas valencianas para, desde ahora, ser objetivo prioritario de conservación.

De estas nuevas microrreservas, ocho son de titularidad privada o de ayuntamientos y el resto están en terrenos de utilidad pública, mientras que aportan un total de 134 hectáreas a las 2.163 que ya estaban protegidas bajo esta figura.

A partir de ahora, se establecerán limitaciones de uso a todas aquellas acciones que puedan perjudicar a las poblaciones incluidas en el perímetro de estas microrreservas.

Además, los técnicos de la Conselleria podrán realizar actuaciones científicas, educativas y de investigación.

La Comunitat ha conseguido tener la tasa más elevada de atención directa a la conservación botánica en un ámbito regional de toda Europa y ese logro se debe a la red de microrreservas creadas por el Consell, y que ha permitido trabajar a pie de campo con las especies endémicas, en peligro de extinción o consideradas raras y salvarlas de la desaparición.

En estos momentos, esa red de pequeños espacios repartidos por todo el territorio cubre más del 80 por ciento de los endemismos botánicos españoles presentes en la Comunitat.

Esto significa que 55 especies de la lista roja nacional de flora poseen ya medidas directas de protección y conservación activas.

El 69 por ciento de la representación valenciana en el grupo de plantas de esa lista también están ya protegidas por la red de microrreservas.

En la Comunitat Valenciana las especies endémicas y relícticas suman más de 600 especies y, por tanto, están consideradas de especial relieve científico o de importancia para la conservación, dato que muestra la elevada biodiversidad que concentra este territorio.

Las microrreservas priorizan la cobertura a plantas endémicas, exclusivas de la Comunitat Valenciana o de la península Ibérica, hasta un total de 275 endemismos.

Sin embargo, todas las especies de flora incluidas en la Directiva Hábitats (D92/43/CEE), el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, o el Atlas y Libro Rojo de la Flora Vascular Amenazada de España contaban ya programas de propagación y en muchos casos de refuerzo de sus poblaciones.

Entre otros logros, se ha conseguido salvar de la extinción a varias de las especies vegetales más amenazadas de todo el planeta e incluidas en las categorías de mayor protección en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook