Información.es »

Anorexia orgánica del PP de Alicante

 02:11  

V er las candidaturas del PP al Congreso y al Senado y constatar la creciente pérdida de peso orgánico de la ciudad de Alicante en ese partido es todo uno. Al margen de las componendas y apaños de Francisco Camps y Ripoll para colocar a los suyos y demostrar que el primero manda pero el segundo no pierde, llama la atención la mínima presencia numérica y cualitativa en las listas de representantes de la segunda ciudad de la Comunidad. En la práctica, se reduce a la continuidad de Macarena Montesinos, relegada de la segunda a la cuarta plaza pese a ser la que más ha trabajado de los elegidos en 2004 por esta formación: servidumbres del zaplanismo. Mientras tanto, Camps recompensa a sus fieles -Adela Pedrosa (Elda); y Mercedes Alonso (Elche);-, Ripoll recoloca al ex conseller Peralta (Alcoy); para que le eche una mano a Zaplana en Madrid y Federico Trillo (Cartagena); exige su cuota personalista con una nueva inclusión de Miguel Campoy, de cuyo paso por la Carrera de San Jerónimo se puede decir lo mismo que del número cinco Francisco Murcia (Benidorm);: sin calificar, siendo muy generosos. Con el alcalde Alperi en otros menesteres siempre ajenos al partido y desactivada la cosmética y anoréxica agrupación local del PP con Julio de España al frente, Ripoll ha asumido de facto toda la representación del partido en la provincia. La falta de liderazgo en Alicante es algo que le viene muy bien al presidente de la Diputación de cara al próximo congreso provincial, como también la ven con buenos ojos desde la dirección regional campista, que no quiere más interlocutores emergentes ni capillas al sur del "cap i casal", ya sean próximos o contrarios. Con estos mimbres se hace el cesto de Rajoy. Está por ver que los socialistas sean capaces de sacar tajada ahora que hasta el obispo se ha puesto a hacerles la campaña. Qué cosas y qué gentes.

hey there