12 de septiembre de 2019
12.09.2019

En primera persona

Un viaje interminable para llegar al trabajo

El tren Elda-Alicante sufre varios retrasos y los pasajeros muestran su malestar por la falta de información

12.09.2019 | 13:11
Un viaje interminable para llegar al trabajo

Lo que debía ser un trayecto de media distancia hacia el trabajo se ha convertido en un viaje casi interminable. El tren Ciudad Real-Alicante que da servicio a Elda y Villena ha sufrido importantes retrasos a primera hora de la mañana, lo que ha generado las críticas de los pasajeros que, minutos antes de las 9 de la mañana, se congregaban en la estación de Elda. Pese a que el regional sufría una importante demora, ningún operario de la empresa ha informado a los viajeros de lo que ocurría cuando han sacado el billete en dirección Alicante. La mayoría eran trabajadores que, según pasaban los minutos, comprobaban que no iban a llegar a tiempo a su empresa.

"Son las nueve y media y aquí nadie dice nada, estamos esperando con frío y lluvia y no sabemos cuándo podremos llegar al trabajo", aseguraba una empleada de un comercio. La A-31 estaba cortada al tráfico y los usuarios tampoco tenían otro medio de transporte. La única opción era esperar. Los viajantes se quejaban de la poca información aportada por parte de la empresa. "El tren sufre constantes retrasos y lo único que sabemos es lo que dice la megafonía, nadie nos sabe explicar nada más", aseguraba un joven universitario.

Al no saber exactamente cuándo iba a llegar, los usuarios han esperado en el exterior de la estación, pegados al andén y a la intemperie pese a la intensa lluvia que caía en Elda en ese momento. "Vamos a coger una pulmonía, estoy esperando aquí porque no sé cuándo llegará el regional", explicaba una mujer de mediana edad. Finalmente y una vez en el tren, los afectados han lamentado las pésimas condiciones en las que se encontraba el interior con el suelo mojado, algunas zonas encharcadas e incluso material que se caía a pedazos. "Pedimos a Renfe que nos devuelva el dinero y que se haga responsable de las demoras", insistía otra universitaria.

Nunca llegar al trabajo o a la universidad les había costado tanto. Sin duda un viaje que no van a olvidar.

La supresión de algunos trenes está demorando hasta treinta minutos los convoyes de media y larga distancia, y hasta 40 minutos los de Cercanías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook